Monitorean a campo la respuesta sanitaria de los materiales

Fuente: EEAOC publicada en La Gaceta
Sabado 24 de octubre de 2015

El impacto de las enfermedades en las variedades comerciales fue el centro de una investigación

La ingeniera Natalia Catalina Aguaysol yPedro Villafañe de la Sección Fitopatología de la EEAOC, y la doctora Cecilia Díaz y el ingeniero Juan Carlos Morales, de la cátedra de Fitopatología de la Facultad de Agronomía y Zootecnia de la UNT, evaluaron el comportamiento sanitario de híbridos comerciales de maíz frente a las enfermedades foliares, de tallo, de espiga y de granos. En la campaña 2014/2015, se analizaron 25 híbridos (entre tropicales, cruzas y templados) en los ensayos de macroparcelas en la localidad de Overo Pozo. 

Para cuantificar las enfermedades se tuvieron en cuenta los parámetros de “incidencia” (porcentaje de plantas con síntomas) y “severidad” (porcentaje del área de tejido cubierto por síntomas). Los valores promedios de “severidad” de las enfermedades foliares fueron:a) para “tizón de la hoja” causado por Helminthosporium turcicum, del 31% para los híbridos templados, y menos del 5% para tropicales y cruzas; b) “mancha gris” o “cercosporiosis”, causado por Cercospora zeae-maydis, del 13% para las cruzas y hasta un 5% para los templados y tropicales; y c) “roya polysora”, causado por Puccinia polysora, hasta un 6% para los tres grupos de híbridos. Otras enfermedades con menores niveles de incidencia fueron “mancha blanca” causada por Phaeosphaeria maydis y “bacteriosis”.

Entre los patógenos que ocasionan “podredumbre basal del tallo”, Colletotrichum sp. yFusarium sp. fueron los que presentaron mayores valores de incidencia, alcanzando un 27% para híbridos de cruzas, y un 18% para los templados, respectivamente. Además, se detectó la presencia de Macrophomina phaseolina con valores menores al 2%. En el laboratorio se evaluaron los patógenos presentes en granos, en medio de cultivo “agar papa glucosado”. Los mayores valores promedios de incidencia determinados fueron del 22%, para el complejo de Fusarium sp. (F. verticillioides, F. subglutinans y F. proliferatum) en los híbridos templados, y menos del 1% para F. graminearum en los tres grupos de híbridos.

Vigilancia permanente

El monitoreo de los diferentes híbridos a campo es importante, ya que, de acuerdo a las condiciones meteorológicas, presión de inóculo y susceptibilidad del material, permitirá conocer la incidencia de enfermedades y el comportamiento sanitario de los mismos y, de este modo, contribuir a la selección de híbridos de buen comportamiento.

La calidad

Desde la Sección Semillas, la ingeniera Eugenia Escobar expuso sobre la calidad comercial de híbridos de la campaña 2014-2015.

La investigadora comentó que en el Laboratorio de Calidad se determinó, por observación directa en los granos, el daño causado por Fusarium spp. de los híbridos participantes en la Red de Macroparcelas de las localidades Overo Pozo y Los Ortices para la presente campaña, estableciéndose que la localidad de los Ortices mostró mayores valores de grano dañado, en promedio. Al comparar ambas localidades con la campaña pasada se comprobó que, este año hubo un mejor comportamiento frente a Fusarium spp. al manifestarse menor proporción de granos dañados por este patógeno.