Leve baja del cupo de exportación de azúcar

Fuente: La Gaceta
Miercoles 21 de octubre de 2015

Se prevé una producción de 1,476 millón de toneladas (azúcar y alcohol), aunque las mediciones están sujetas a los factores climáticos El Instituto de Promoción del Azúcar y Alcohol redujo de un 33,5% a un 31,35% ese stock de garantía para los ingenios y los cañeros

La crisis azucarera ha llevado incertidumbre hasta en las estadísticas y las proyecciones de la zafra 2015. Una vez más, el Instituto de Promoción del Azúcar y Alcohol (Ipaat) modificó a la baja el cupo de exportación de azúcar, lo que no llegó a ser un respiro para la actividad teniendo en cuenta que el comercio exterior no ha beneficiado en los últimos años debido a la caída de los precios internacionales, según fuentes del sector que solicitaron que sus nombres no sean consignados.

El organismo, creado en la provincia para regular y asegurar el cumplimiento de las exportaciones por parte de los ingenios y los cañeros, disminuyó por segunda vez en la actual campaña el porcentaje de garantía comercial y de producción de alcohol (considerado excedente por la ley azucarera provincial). Esta vez, el Instituto estableció de manera provisoria una reducción, desde un 33,5% hasta un 31,35%, sobre la el nivel de producción de azúcares “equivalentes” (incluye al derivado de la caña).

El porcentaje es determinado en diferentes momentos de la zafra hasta una proporción definitiva, con base en la estimación inicial de producción de azúcar de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC); la proyección del consumo anual del producto en el mercado nacional; y la participación de Tucumán en la producción nacional de azúcar, entre otras variables.

En particular, en el Ipaat dispuso ese 31,35% respecto de una proyección de 1,476 millón de toneladas “equivalentes” de producción en la provincia y de 815.000 toneladas de las industrias de Salta y Jujuy. 

Se estima que de la zafra tucumana 2015, 1,22 millón de toneladas correspondería a azúcar físico (blanco y crudo); se elaborarían casi 300.000 metros cúbicos de alcohol y se enviaría al exterior más de 198.000 toneladas, según los últimos datos del sector.

En el inicio de la temporada, el relevamiento realizado por la EEAOC había valorado una zafra de máxima de 1,77 millón de toneladas de azúcares, lo que iba a representar un 18% de incremento respecto del año pasado, de 1,495 millón de toneladas. A partir de ello, el Ipaat había estipulado un porcentaje para exportación de un 42%. 

Con el desarrollo de la molienda, el organismo oficial redujo por primera vez la proyección técnica y el cupo comercial terminó siendo un 33,5%. Las mediciones seguirán sujetas a modificaciones con relación a los rendimientos de los ingenios y a los fenómenos climáticos que marcarán el final de la zafra, dentro de las próximas cuatro semanas, según se supo.

La Ley N° 8.573 dispuso que el Ipaat administrara el sistema de Depósito de Azúcares, que alcanza a los ingenios y a los cañeros del territorio tucumano. Ese esquema corresponde a la disponibilidad de azúcares que será destinado a las exportaciones para evitar una sobreoferta en el mercado interno. La intención inicial fue que parte de ese volumen destinado a los mercados externos no sea transferido a la plaza nacional, situación que desembocó a lo largo de la historia de la industria en el derrumbe del precio de la bolsa de 50 kilogramos.

A pesar de ello, la industria atraviesa una crisis debido, principalmente, a que el valor de la bolsa no ha variado desde 2011 (en la actualidad, abajo de los $ 200), aunque los costos de producción se elevaron por encima del 250%. 

Pero una noticia positiva para la agroindustria provincial ha sido que la libra de azúcar en el mercado de futuros ha pasado de intercambiarse a 10,4 centavos, a 14,27 centavos en poco más de un mes, lo que supuso un rebote de cerca del 40% entre fines de agosto y mediados de octubre.

La agencia internacional Bloomberg consignó días atrás que la Organización Internacional del Azúcar prevé que después de cinco años de abundancia en la oferta, la demanda superará la producción, algo que ya está sucediendo. El déficit de oferta será de unos 6,2 millones de toneladas en 2016, según explicó la organización. 

En esa línea, Harish Sundaresh, analista de materias primas para Loomis Sayles Alpha Strategies, en Boston, había explicado que este movimiento llegó ante la caída de la oferta, a raíz de que el clima en Brasil no ha sido el mejor por los fenómenos climáticos que afectaron esa región. Además, en otros países productores, como la India, se teme que los monzones puedan dañar los cultivos.