Hay 12.000 ha sembradas con garbanzo

Fuente: La Gaceta
Sábado 10 octubre de 2015

El buen desarrollo vegetativo permite estimar que se podrían lograr altos rendimientos productivos. Ensayan otras legumbres.

El cultivo de garbanzo representa una alternativa válida para la época invernal en nuestro país. Esto quedó demostrado en el transcurso de los últimos 10 años, donde la siembra de este cultivo se mantuvo estable, acompañando al cultivo del trigo.

La campaña 2015 (de garbanzo) se caracterizó por un contenido de humedad óptima del suelo al momento de la siembra y, además, por las precipitaciones ocurridas durante todo el invierno, lo que favoreció un excelente desarrollo vegetativo del cultivo del garbanzo. 

Esto permite contar, hasta el momento, con cultivos muy bien implantados, que cerraron bien los surcos incluso a un distanciamiento de 52 cm, con buena altura de planta. Por todo esto, las expectativas de rendimiento son altas.

Sin embargo, hay que considerar que estas condiciones comprometieron la sanidad del cultivo en varias zonas de la provincia, ya que esta situación de alta humedad y de temperaturas moderadas favorecieron el desarrollo de algunos patógenos. 

Más variedades

Las variedades más sembradas son Norteño, elegida por su calidad de grano, y Chañarito, la que viene siendo usada en menor medida por su calibre más reducido. 

Es necesario poder ampliar el espectro varietal, lo cual es fundamental para poder contar con alternativas de siembra para cada situación. La EEAOC, liberó, en el año 2013, dos variedades de garbanzo: TUC 403 de ciclo corto y TUC 464 de ciclo largo, las cuales se encuentran en etapa de multiplicación por el semillero Lealsem para su pronta comercialización, por lo que se espera, que para la próxima campaña, estén disponibles para los productores. 

En el presente ciclo, en Tucumán se sembraron aproximadamente 12.000 ha, Córdoba 15.000 ha; en el sur de Catamarca, oeste de Santiago del Estero y Salta y otras zonas unas 40.000 ha, lo que totaliza a nivel país unas 70.000 ha de este cultivo, aseguró el Coordinador del Proyecto, Oscar N. Vizgarra.
sábado
Legumbres invernales

El 1 de octubre se realizó una visita a los Ensayos de Legumbres Invernales que pertenecen al Proyecto Legumbres Secas de la EEAOC, implantados en las localidades de La Ramada y La Cruz, donde se vieron, además de garbanzo, diferentes alternativas de cultivos invernales.

En la localidad de La Ramada se presentaron ensayos de fecha de siembra y distancia de plantación, donde se evaluó el comportamiento de 4 variedades en 3 fechas de siembra (una en abril y dos en mayo) a distancias de 52 cm y 35 cm. 

Se trata de un ensayo que lleva 5 años de evaluación, con el objetivo de definir la fecha óptima de siembra para el cultivo en la provincia, explicó la ingeniera Clara Espeche. También se mostraron ensayos preliminares, ensayos regionales de tipo sauco y mexicano, donde se evalúan líneas por su rendimiento, comportamiento sanitario y calidad de grano. 

Además, se observaron parcelas de diferentes genotipos con tolerancia a sequía, a frío y a Fusarium sp., y las multiplicaciones de 4 materiales de garbanzo próximos a iniciar los trámites de inscripción en el Inase. 

Estos materiales se caracterizan por tener grano de calibre 9-10 mm, de tipo sauco, y uno de ellos tipo mexicano, de color blanco, con alternativas de otros mercados como España y con mejores precios en el mercado internacional.

En la localidad de La Cruz, y bajo riego, se pudieron observaron parcelas demostrativas de otras alternativas invernales, tal es el caso de la lenteja, para la cual se mostraron líneas seleccionadas que presentan tolerancia al frío, a Ascochyta y otras de grano amarillo, de excelente calidad comercial y mejores precios. 

La arveja para grano seco fue otra opción presentada; los materiales corresponden a la red de ensayos del INTA Arroyo Seco. Se exhibieron 9 materiales, de los cuales dos corresponden a las variedades Facón y Viper. Los granos varían en color (amarillo y verde) y tegumento liso o rugoso. Este cultivo es muy sembrado en Santa Fe y Buenos Aires (zona de Pergamino).

Otras alternativas de cultivos invernales de interés son las aromáticas “mostaza” y “coriandro”, desarrolladas por el INTA San Pedro. El uso de estos cultivos es el grano para industria alimenticia; el coriandro también se usa en perfumería e industria de medicamentos.

Además de los ensayos se visitaron lotes comerciales de garbanzo, lenteja y lentejón.