La oruga bolillera es la plaga clave en el cultivo de la leguminosa

Fuente: La Gaceta
Sábado 10 octubre de 2015

El impacto de esta plaga, junto a la Helicoverpa armigera, puede afectar la calidad y el rinde del cultivo.

La principal plaga del cultivo de garbanzo en el Noroeste Argentino es la oruga bolillera, Helicoverpa gelotopoeon Dyar. Además de esta especie, se debe mencionar la presencia deHelicoverpa armigera, plaga detectada en la campaña 2013, y que ya es muy perjudicial en otros países. 

Durante la etapa de llenado de cascabullo, los daños ocasionados por este complejo de plagas (H. gelotopoeon y H. armigera), pueden repercutir negativamente en la calidad y en el rinde del cultivo. 

Es por ello que técnicos de la sección Zoología Agrícola de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC), vienen realizando estudios tendientes a evaluar la dinámica poblacional de H. gelotopoeon y H. armigera e informar semanalmente la situaciones de estas plagas al sector productivo.

De estos estudios realizados, se visualizó que hasta fines de agosto fue baja la ocurrencia de la oruga bolillera, observándose incrementos de su presencia desde mediados de septiembre y en adelante, debido al aumento de las temperaturas, principalmente. También, durante este último período se tuvieron capturas de ejemplares de H. armigera. 

Actualmente, el cultivo de garbanzo se encuentra atravesando las fases reproductivas correspondientes al “llenado de los cascabullos”, siendo ésta la etapa crítica del cultivo al daño ocasionado por esta plaga. 

Por este motivo, se recomienda intensificar los monitoreos de la misma, ya sea en lotes aún no tratados con insecticidas o en aquellos que lleven más de 15 días de aplicados, ante posibles reinfestaciones.

Para el manejo de la oruga bolillera se recomienda el uso de insecticidas que tengan persistencia sobre el cultivo, mencionándose entre ellos a los IGR (reguladores de crecimiento) o las diamidas. 

Se debe tener en cuenta que para lograr un control eficaz, la aplicación debe ser realizada con orugas pequeñas (menores a 1 cm), ya que las grandes se encuentran por lo general protegidas en el interior de los cascabullos, donde es imposible su control.

La información referida a la evolución, monitoreo y al manejo de la oruga bolillera en el cultivo de garbanzo es actualizada semanalmente, y se encuentra disponible para el productor en la página de la EEAOC en el siguiente link:

http://www.eeaoc.org.ar/contenidos/698/Fitosanitarias.html