Hay escaso interés de las acopiadoras para comprarle maíz a los productores

Fuente: La Gaceta
Sabado 15 Agosto de 2015

Marcelo Zucal (CREA) advirtió que está en peligro la sustentabilidad de los sistemas productivos de granos en el NOA

“Esta campaña casi finalizada con el cultivo de maíz, se puede decir que los resultados agronómicos, en general, no fueron malos, sino todo lo contrario ya que los maíces que arrancaron con buenas lluvias llegaron a buen puerto, siempre y cuando las precipitaciones en el resto del ciclo de cultivo hayan aparecido”, comentó Marcelo Zucal, coordinador regional de los grupos CREA (Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola).

“Se vieron lotes muy buenos, tanto sembrados con híbridos como con hijos de híbridos, pero con la variación de rendimiento correspondiente”, pero, insisto, que “esto depende de que si las lluvias se dieron como corresponde”.

No tengo todavía certeza si hubo problemas graves con enfermedades de espigas en las etapas finales del cultivo, pero por los comentarios recogidos de otros productores y asesores, “no fue algo que debamos considerar que hayan sido de importancia”.

La actual cosecha ya está finalizada en casi toda la región NOA, con rendimientos más que interesantes, pero “el problema se basa en que no existe interés de compra por parte de las acopiadoras, por lo que casi no se vendió el cereal y aquel maíz que estaba bajo contrato es recibido por ‘puchos’ (escasas cantidad)”.

Realmente, “el futuro de la sustentabilidad de los sistemas productivos de granos del NOA y del país está en peligro, si es que se deja de lado la producción de maíz”, advirtió el productor y analistas agropecuario.

“Es fundamental que se sostenga la rotación soja-maíz en la región, y actualmente, con ‘rendimientos de indiferencia’ de unos 10.000 kilos por hectárea, no le cierra (la ecuación económica) a nadie”. “Si realmente no se busca la forma de, por lo menos, hacer fluida la comercialización y la exportación de este grano, la situación se agravará aún más”.

Futuro en dificultades

Por otro lado, Daniel Gamboa, técnico e investigador de la Sección Granos de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC) de Tucumán, manifestó que “la situación actual por la que atraviesa el cultivo de maíz es muy complicada, y perjudica de manera significativa el futuro del cultivo para la campaña que viene”.

“Es tan mala la situación, que todavía no se terminó de vender el maíz de la campaña pasada, lo que perjudica mucho las arcas de aquellos productores que se jugaron por este cultivo”, reconoció.

Es necesario aclarar que, “a pesar de que los precios internacionales no sean buenos, la situación de quebranto se da por las actuales condiciones de comercialización, donde se restringe la exportación, por las retenciones y por los altos costos”. 

“Es increíble que ni siquiera se pueda costear el costo a puerto”, dijo con preocupación.

Seguramente que “los productores de granos que ya realizan este cultivo en una adecuada rotación con soja lo seguirán haciendo, según la zona y sus necesidades, como por ejemplo, aquellos que enfrentan graves problemas de ‘picudo’ y de malezas”.