Buscan acordar un precio interno para el azúcar

Fuente: La Gaceta
Sabado 25 Julio de 2015

Alperovich se reunió con directivos del Instituto de Promoción del Azúcar y Alcohol en medio del derrumbe del valor en el mercado nacional El Gobierno y el Ipaat evalúan convocar a industriales, cañeros, gremios y operadores comerciales para avanzar en un convenio: elevar a $ 250 la bolsa de 50 kilos

Hubo un antes y un después del 9 de julio. Ese fue el escenario que han trazado los actores de la agroindustria azucarera para explicar un nuevo derrumbe del precio del azúcar en el mercado interno. Esa situación asustó a todos en la actividad y en la Casa de Gobierno, lo que generó la intervención del propio gobernador José Alperovich.

Un posible anuncio del aumento de dos puntos porcentuales de la mezcla de alcohol de caña de azúcar en las naftas (de 10% a 12%) por parte de la presidenta Cristina Fernández, había generado expectativas previo a la celebración del Día de la Independencia. Esto había mantenido, por ende, el valor de la bolsa de 50 kilogramos entre los $ 220 y los $ 250, debido a que esa medida implicaba elevar la producción de alcohol y bajar las cuotas de exportación de azúcar de los ingenios y los productores, teniendo en cuenta los bajos precios internacionales. Esos dos puntos implicarían 260.000 toneladas de azúcar.

Pero el incremento en el corte en los combustibles no tuvo lugar en el discurso oficial en la celebración patria y las esperanzas por una alternativa para descomprimir la plaza, ante el elevado nivel de producción de la principal producción tucumana, se disolvieron casi por completo y generó movimientos comerciales negativos.

La reacción en la actividad incluyó una nueva caída del precio del producto, hasta registrarse operaciones de alrededor de $ 200, según comentaron diferentes actores. 

“El precio del azúcar sigue sin repuntar, al contrario, sigue bajando. Si no se producen ciertos hechos seguirá bajando más todavía. Con lo cual la desazón del agricultor es muy grande porque no hay un retorno económico y prácticamente están perdiendo plata”, expresó días atrás Daniel Ploper, director de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC), en una entrevista a radio LV12.

En medio de la crisis azucarera, cuyos factores han sido, entre otros, los altos costos de los trabajos en los campos y la presión fiscal, además de los bajos precios, como vienen reclamando los cañeros de la provincia, la alarma volvió a activarse. Alperovich se reunió el viernes último con los directores del Instituto de Promoción del Azúcar y Alcohol de Tucumán (Ipaat), organismo de regulación de la agroindustria. También estuvo José López, secretario de Obras Públicas de la Nación. Según informaron fuentes del Gobierno, del encuentro surgió la idea de convocar en los próximos días a “todos” los actores -industriales, organizaciones cañeras y los gremios y los operadores comerciales, entre ellos las empresas Ledesma, Emilio Luque y Gómez Pardo-, y avanzar en un acta acuerdo para establecer un precio fijo de $ 250 y así contener por un tiempo el descenso del valor interno del azúcar.

En el Gobierno creen que eso podría dar margen para concretar alguna medida respecto del corte de alcohol de caña en las naftas, según indicaron.

“Es bien visto que el gobernador se ponga al frente de esta crisis. Soy optimista respecto del aumento del alcohol y que se llegue a un acuerdo para revertir la situación”, dijo Marcelo Fernández, integrante del Directorio del Ipaat y vicepresidente de la organización Cañeros Unidos del Este (CUE).