La condición ambiental favoreció la podredumbre de fruta en los empaques

Fuente: La Gaceta
Sabado 13 de Junio de 2015

Las frecuentes precipitaciones generaron condiciones de humedad favorables para la manifestación de las podredumbres en los frutos de limón, advirtióGabriela Fogliata de la Sección Fitopatología de la EEAOC. Luego de las lluvias de fines de mayo, se volvió a ver en el campo la “podredumbre morena” (causada por el hongoPhytophthora sp.), sobre todo en la región centro-sur del área citrícola, enfermedad que causó daños al inicio de esta campaña. También las “podredumbres pedunculares” están presentes; en este caso, su incidencia está directamente relacionada con las condiciones de los lotes, en especial con la edad de las plantas y con la cantidad de material seco que tengan las mismas.

Otra de las enfermedades prevalentes y que requiere especial atención en este período de cosecha es la “podredumbre amarga” o Sour Rot (Geotrichum citri-aurantii), que en esta campaña se manifestó en forma anticipada. Ya en marzo, la EEAOC detectó elevados niveles del hongo causante de esta podredumbre en el campo, tanto en la fruta ‘amarilla’ como ‘pinta’.

El retraso en el inicio de la cosecha contribuyó a la presencia de fruta muy madura, que sumado a las condiciones ambientales actuales incrementó los riesgos de esta podredumbre. Por ello, la ingeniera Fogliata recomienda optimizar las tareas de desinfección de la fruta para bajar el inóculo inicial. Las restricciones al uso de guazatina, fungicida eficaz para controlar esta podredumbre, obligó a buscar alternativas en el uso de desinfectantes y fungicidas del grupo de los triazoles. Gracias a este desarrollo y a la gestión de Afinoa y empresas propietarias del propiconazole -molécula perteneciente a este grupo-, se logró el registro de la misma, aceptada por Unión Europea. 

Estos estudios incluyeron las curvas de degradación de residuos, bajo la dirección de la bioquímica Norma Kamiya (Sección Química-EEAOC), y las pruebas de eficacia bajo la dirección de la ingeniera Fogliata. También se observó en esta campaña la caída prematura de fruta. Esto sucede con mayor intensidad en la zona centro y estaría asociado a la combinación de humedad y temperatura. El primer síntoma sería el desprendimiento de la fruta y luego ocurre un colapso interno de las células que se manifiesta como depresiones en la cáscara, la cual permanece firme y del mismo color del tejido sano del fruto, aunque también puede tornarse de color rojo intenso.