Es riesgoso cubrir el 83% del área con LCP 85-384

Fuente: EEAOC publicada en La Gaceta
Sabado 06 de Junio de 2015

Desde la EEAOC advierten que la monovariedad puede potenciar la severidad del ataque de algunas enfermedades.

Durante la jornada técnica de liberación de TUC 03-12, se analizó, además, la situación de los cañaverales tucumanos a partir de los resultados obtenidos por el Subprograma de Mejoramiento Genético de la EEAOC en la campaña 2013/2014. La información, obtenida a partir del relevamiento del 44% de la superficie neta cosechable con caña de azúcar, muestra que LCP 85-384 ocupa el 83% del área plantada (figura 2). Como segunda variedad más cultivada se ubica TUCCP 77-42 con el 11,73% y, en tercer puesto, se sitúa el nuevo cultivar TUC 95-10, con casi el 2% del área. Esta posición de TUC 95-10 resulta una muy buena noticia, si se considera que esta variedad fue liberada en 2011 y que, en los últimos años, no se han renovado muchos cañaverales por baja rentabilidad, por heladas y otros motivos.

“Esta elevada predominancia de LCP 85-384 en los cañaverales tucumanos significa un alto riesgo, pues implica que nuestra agroindustria está cimentada prácticamente sobre una única variedad. Todos sabemos que, entre las consecuencias más negativas que potencialmente pueden ocurrir a partir de esta situación, se destacan: el incremento de la severidad de ataque de enfermedades ya existentes, como ya está ocurriendo, de manera muy pronunciada, con la ‘roya marrón’ (Puccinia melanocephala) y el ataque de nuevas enfermedades” destacó María Inés Cuenya, Coordinadora del Subprograma de Mejoramiento Genético de la Caña de Azúcar. 

En este sentido, se reiteró ante el público concurrente la noticia de la primera detección, en abril de 2015, de un foco en Misiones de la ‘roya naranja de caña de azúcar’ (Puccinia kuenhii), identificada fehacientemente por los laboratorios de Fitopatología de la EEAOC y del INTA.

La estrategia más efectiva de manejo de la ‘roya naranja’ es la utilización de variedades resistentes o moderadamente resistentes. La severidad con la que este patógeno podría llegar a manifestarse en nuestra zona cañera dependerá de la interacción del mismo con las condiciones ambientales, con las variedades predominantes y con la distribución de las mismas. El arribo de la ‘roya naranja’ a Tucumán y su posterior expansión resultan difíciles de predecir.

Diversificación

Es muy importante destacar que la actual distribución de LCP 85-384 en Tucumán (ocupa el 83% del área cultivada) plantea una situación de elevado riesgo, ante la llegada de esta enfermedad o de cualquier otro problema sanitario. 

Por lo tanto, se recomienda diversificar, en el corto plazo, el área cañera con las diferentes nuevas variedades puesta a disposición de los productores. 

En este sentido, entre 2009 y 2013, la EEAOC liberó cuatro nuevas variedades altamente productivas y de maduración temprana (TUC 95-37, TUC 97-8, TUC 95-10 y TUC 00-19), desarrolladas completamente por el Subprograma de Mejoramiento Genético. 

Hoy, se pone a disposición de los productores un nuevo cultivar: el TUC 03-12, que cuenta con destacadas características productivas y fitosanitarias. 

Todos estos nuevos materiales están siendo activamente difundidos a productores, a través de semilla saneada con pureza genética garantizada a través del Proyecto Vitroplantas de la EEAOC.