El garbanzo puede sufrir el ataque de varias enfermedades

Fuente: EEAOC publicada en La Gaceta
Sabado 02 de Mayo de 2015

El marchitamiento por fusariosis”, “la seca” y “la rabia” son algunos de los enemigos de la legumbre

El garbanzo puede ser afectado por diversas enfermedades, entre las cuales se pueden mencionar marchitamiento por “fusariosis” causada porFusarium spp; “seca del garbanzo” generada por el complejo Fusarium spp-Macrophomina phaseolina y, por último, “rabia del garbanzo” causada por el hongoAscochyta rabiei.

Considerando las plagas, una de las amenazas de importancia para el garbanzo en Tucumán es la “oruga del cascabullo” (Helicoverpa gelotopoeon), polífaga, que ocasiona daños en numerosas especies cultivadas. 

Presenta entre cuatro y cinco generaciones anuales; la primera -en la primavera- afecta los cultivos de garbanzo, arveja, alfalfa u otros hospederos, según la zona; los factores ambientales para el desarrollo de esta plaga son períodos de sequía prolongados y altas temperaturas.

Debe tomarse en consideración también a Helicoverpa armigera, recientemente identificada y actualmente en estudio. Todos los insecticidas evaluados manifestaron niveles de control significativos para la primera, observándose una mayor persistencia del control en el caso de flubendiamide y clorantraniliprole.

En el caso del manejo de malezas en el cultivo, la Eeaoc recomienda hacer un buen barbecho químico, siendo la mezcla más usada: glifosato + 2,4 D, a la cual se agregan otros herbicidas para el control de problemas especiales tales como “soja guacha emergida” y Parietaria sp.(metsulfuron) o Malva sp. (fluroxipir). 

Con respecto a los herbicidas residuales, los más frecuentemente usados en el garbanzo son pendimentalin (2 l/ha), imazetapir (0,5 l/ha), prometrina (2 l/ha) y metribuzin (0,5-0,75 l/ha).

En el caso de garbanzo, las mejores fechas de siembra para el establecimiento del cultivo y desarrollo de las plantas son las comprendidas entre la última quincena de abril y fines de mayo.

Las fechas tempranas de siembra (desde el 15 de abril en adelante) tienen que ver no solamente con la necesidad de anticiparse a las posibles heladas, sino también con el aprovechamiento de la humedad que el suelo pueda conservar luego de las lluvias estivales. 

Claves para la siembra

* Realizar un buen barbecho en los lotes y desecado de malezas que asegure el bienestar del cultivo; * Utilizar semillas identificadas con el nombre de la variedad es muy importante; * Contar con semilla de calidad, cuyo poder germinativo sea superior al 85%; * Curar las semillas con fungicida, para darle protección en el momento de la siembra y los días posteriores a la emergencia.