El citrus perdería calidad, los granos sin daño

 Fuente: EEAOC publicada en La Gaceta
Viernes 20 de Marzo de 2015

Un estudio de la EEAOC revela la situación de las principales explotaciones agrícolas de Tucumán luego de la intensas lluvias. En el caso del citrus, se recomienda estar atentos para aplicar fungicidas

Un estudio realizado por las diferentes secciones de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC) involucradas en investigar los cultivos tucumanos dio a conocer la situación actual de cada uno de ellos.

En los cítricos, las condiciones ambientales que se presentaron podrían afectar en forma directa e indirecta a la producción. 

En el primer caso se puede mencionar la gran magnitud del área afectada por granizo, lo cual afecta tanto a la cantidad como a la calidad de fruta. 

Por otro lado, se han registrado valores mensuales de días de lluvia, milímetros caídos y de horas de mojado foliar que duplican o en algunos casos triplican los de la campaña pasada, especialmente en las áreas del Centro y Sur de la provincia, generando condiciones altamente predisponentes para el desarrollo de algunas de las principales enfermedades en los cítricos.

Por lo tanto, en este sentido, se podría afirmar que la afección se presentará principalmente por la pérdida de calidad de la fruta y no por su volumen.

Es por ello que el productor debe estar atento a la aplicación de fungicidas.

Intensidad

En el segundo caso, por la frecuencia e intensidad de las precipitaciones en los últimos días, se produjeron graves y enormes daños que afectaron considerablemente los accesos y a las caminerías de las plantaciones, caminos vecinales, rutas y puentes, justo en el momento en el que los productores se preparaban para dar inicio a la cosecha. 

Esto provocaría el retraso de la recolección en muchas quintas, generando problemas de excesos de tamaño de fruta y deterioro por pérdida de calidad. 

No se puede dejar de mencionar también la existencia de casos en los que los ríos desbordaron de su cauce natural, introduciéndose en las plantaciones, arrastrando barro, piedras y árboles a su paso, provocando graves daños que solo podrán ser relevados al momento de normalizarse la situación.

Producción de granos

Los lotes sembrados con soja y maíz fueron afectados -un poco-luego de las tormentas registradas en la última quincena en la provincia de Tucumán.

Principalmente se produjeron daños de anegamiento en algunos lotes, sin que se generen pérdidas importantes hasta el momento, salvo casos puntuales donde hubo arrastre de plantas por la escorrentía que se presentó.

También, y debido a la elevada humedad en los suelos, las aplicaciones terrestres con productos fitosanitarios no pudieron realizarse en tiempo y en forma. Esta demora produjo daño por el ataque de plagas insectiles principalmente, y también en los lotes sembrados con soja.

Asimismo, es necesario remarcar que las corridas de aguas afectaron a la mayoría de los lotes, ocasionando el escurrimiento superficial del suelo, llevándose además los rastrojos con gramíneas. Esta situación afectará en el futuro a los lotes por la pérdida de fertilidad y cobertura.

Finalmente, y una situación que debe ser considerada en un breve plazo por la proximidad de la cosecha, es el deterioro y la destrucción de rutas, caminos, accesos, etc. 

Esta consecuencia producirá una demora considerable en el traslado de las maquinarias agrícolas y también de los camiones que transportarán la producción de granos.

En poroto, las condiciones ambientales que prevalecieron durante la última quincena en Tucumán no permitieron la siembra de algunos lotes correspondientes a las últimas fechas de siembra del cultivo, ya que dificultaron el ingreso de la maquinaria por lo que quedaron un importante numero de lotes sin sembrar.

Hasta el momento el mayor efecto negativo está dado sobre los lotes ya implantados, que presentan una palidez marcada debido a la sucesión de días nublados y húmedos lo que dificulta el desarrollo de la planta. Si esta situación continúa, se verán afectados los rendimientos logrados.

Otra complicación está dada por la dificultad para la realización de las labores en el momento oportuno.

En menor proporción, se observaron lotes anegados, especialmente en el sudeste de la provincia de Catamarca, donde la mustia hilachosa se ha presentado con elevada severidad como consecuencia de la falta de aireación de los suelos.