El poroto atrajo al productor de Tucumán ante las dificultades de cultivos como la soja y el maíz

 Fuente: EEAOC publicada en La Gaceta
Viernes 27 de Febrero de 2015

Vizgarra (EEAOC) incluyó a Brasil, como un gran comprador, entre los factores que impulsaron el interés del agricultor.
Con Brasil como principal destino, el ‘poroto negro’ genera gran expectativa entre los productores tucumanos y los del NOA.

Las expectativas y el interés de siembra del poroto para la presente campaña son altas, dada la difícil situación que atraviesan otros cultivos como la soja y el maíz -por los precios internacionales y las retenciones, entre otros problemas- y porque Brasil, que no ha tenido una buena cosecha en diciembre, se distingue como el principal destino para el producto”, señala Oscar Nicéforo Vizgarra, coordinador del Proyecto Legumbres Secas de la Sección Granos de la Estación Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC), quien estima que en Tucumán hay sembradas con poroto negro unas 20.000 hectáreas.

Alternativa 2015
“El poroto apareció como alternativa válida a fines de enero pasado, cuando las condiciones climáticas permitieron sembrar. El avance de siembra no fue grande, debido a que la primera quincena de febrero no contó con buenas precipitaciones. 

Aunque en el sur de la provincia el agua causó complicaciones e inundaciones, esto ocurrió sobre todo en zonas urbanas, junto a los ríos y cerca del pedemonte; en el campo, en cambio, el recurso hídrico alcanzó para lo justo. 

Hasta el 10 de febrero se sembraron unas 4.000 ha, y la siembra importante de ‘poroto negro’ comenzó después del 15 de febrero, acompañada por las precipitaciones, principalmente en las zonas este y sur de la provincia. 

Las últimas siembras se llevaron a cabo durante la última semana de febrero; ahora (principios de marzo) ya es tarde para hacerlas, si se piensa en una helada temprana que podría ocurrir en la primera quincena de mayo”, explica el profesional.

Respecto de Brasil, el principal comprador del producto, comenta Vizgarra que nuestro socio del Mercosur viene de una “siembra del agua” (realizada en agosto y cosechada en diciembre) con serios problemas de calidad: Les llovió mucho en noviembre, y de las 400.000 toneladas que esperaban sólo alcanzaron unas 250.000”, apunta. 

La otra siembra fuerte en Brasil tiene lugar en enero (“siembra de la seca”) y no ha contado con las precipitaciones suficientes. 

Esta siembra abarca todo el país, desde Río Grande do Sur hasta Fortaleza, norte de Brasil, mientras que la primera se hace en Paraná, Santa Catalina y Río Grande do Sur.

“Aunque debe esperarse un poco hasta que haya un panorama más claro, Brasil va a comprar mucho poroto negro en Argentina”, estima con sentido positivo el especialista.

Al mismo tiempo, recordó que “Venezuela, otro de nuestros países compradores, no está bien económicamente como consecuencia de la caída del petróleo, y Cuba suele triangular sus compras con países como China y Venezuela”.

La provincia es historia
Históricamente, Tucumán es una provincia en la que el ‘poroto negro’ ocupa entre 12.000 y 14.000 hectáreas; hubo años de apenas 2.000 y 3.000 ha, por los precios bajos y otros problemas de mercado, y hasta campañas históricas, como la de 1999, cuando se sembraron 40.000 ha aquí y unas 400.000 en el resto del país. 

Fue como consecuencia de la enorme demanda que Brasil había ejercido el año anterior, aunque como anécdota comenta Vizgarra que aquella súper siembra no fue acompañada por una súper producción: el 17 de abril de 1999 hubo en todo el país una gran helada -inesperada, inoportuna y atípica- que acabó con más del 60 % de la cosecha.