La EEAOC recomienda a los productores recorrer y mirar los cultivos para verificar su sanidad

 Fuente: La Gaceta
Viernes 23 de Enero de 2015

Los altos costos y la baja rentabilidad no deben llevar al descuido en el manejo de cultivo, para evitar mas perjuicios
En la provincia, la siembra de soja se acerca a su punto final. Sólo restan algunos lotes que todavía no se habían sembrado por falta de precipitaciones, que no permitió completar el nivel de humedad en el perfil del suelo. En esta etapa, por ello, es necesario comenzar a pensar en cómo manejar adecuadamente los lotes que se encuentran ya nacidos y en etapas plenas de crecimiento, para llegar de alguna manera al final del cultivo de la mejor manera posible. Así lo estableció Daniel Ploper, director de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC), quien remarcó que, debido a las condiciones que se presentan en los últimos años, el productor debe ser muy eficiente a la hora de un manejo agronómico del cultivo y ver la forma de ser preciso en cualquier toma de decisión que realice de ahora en adelante, para que el lote pueda expresar todo su potencial.

“En las actuales circunstancias de altos costos productivos y de baja rentabilidad en la cual el productor está inmerso, decidir qué hacer y en qué momento hacerlo pasa a ser determinante para que los resultados sean los mejores y evitar que lo que se decida hacer, perjudique los rendimientos finales del cultivo de soja. Para ello, debe haber cuidado al momento de hacerlo”, manifestó.

Según el directivo, el productor debe hacer todo lo relacionado agronómico para sacar el mayor provecho posible. Es así que tiene que evitar cualquier pérdida que afecte el rendimiento final de su cultivo.

Esas pérdidas deben ser siempre tenidas en cuenta. El adecuado manejo y control de malezas, plagas y enfermedades pasa a ser fundamental, expresó el técnico. 

Las enfermedades en estas primeras etapas de cultivo que pueden presentarse son pocas. Se dieron sólo algunos casos de dumping off que bajo el stock de plantas en algunos lotes que sufrieron problemas de anegamiento, según informaron desde la EEAOC.

“En general, las pérdidas de plantas se dieron por la falta de precipitaciones en diversas partes de la provincia, y en algunos casos se llegó a resembrar. Por lo que realmente problemas de enfermedades poco se dieron”, dijo Ploper.

En la Estación Experimental remarcaron que las condiciones ambientales que se vienen dando desde hace unos días, con continuas lluvias, provocaron problemas de mancha marrón en hojas bajeras. Aunque aquellas comunes, como tizón bacteriano y mildiu, todavía no aparecieron.

De persistir esas condiciones ambientales y, sobre todo, cuando determinados lotes empiecen a entrar a sus etapas reproductivas, la presencia de enfermedades foliares se dará seguramente. 

“Si no estamos preparados, los daños serían importantes. Debemos tener mucho cuidado no sólo de la aparición de las nombradas, sino también de la mancha ‘ojo de rana’, que a pesar de que la gran superficie sembrada con soja presenta variedades resistente, hay lotes con variedades intermedias y sensibles a esta enfermedad”, señaló el director de la EEAOC.

Ploper advirtió que podría aparecer la “roya de la soja”. En esa línea, recordó que después de dos años sin aparecer, resurgió en la última campaña, en el periodo de lluvias que se dieron a fin de ciclo del cultivo. “Es cierto que llegó tarde, pero llegó y ahora estamos a principio del ciclo, por lo que debemos estar atentos. Es necesario decir que la ’roya’ es un inoculo que no sobrevive y que llega a nuestra provincia desde otras zonas por el viento. Si las condiciones se mantienen podría llegar a aparecer temprano y complicar en serio al cultivo”, finalizó.