XIV Taller de híbridos de maíz

Mejoramiento y evaluación varietal
LA EXPERIENCIA DE LA EEAOC AMPLÍA SU FRONTERA

La firma de un convenio entre la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres y la Asociación de Cooperativas Argentinas, que habilitará la producción de híbridos comerciales de maíz para Tucumán, resto del NOA, NEA y países vecinos como Bolivia, Paraguay y sur de Brasil, fue anunciada días atrás por el Ingeniero Mario Devani, Coordinador del Programa Granos de la EEAOC.

Fue en el marco del  XIV Taller de Híbridos de Maíz  que convocó a más de 120 técnicos y productores el pasado 2 de octubre en la sede central de la Estación en Las Talitas.

Ponderó que el convenio “es bastante ambicioso, porque el programa de obtención de híbridos de la Asociación de Cooperativas Argentinas es potente; ellos aportarán las líneas experimentales y nosotros nos encargaremos de la evaluación a nivel regional y de países vecinos. De este modo, dentro de un par de años tendremos a disposición de los productores de la región híbridos de mucha calidad, tanto BT como no BT para Argentina; y no BT para Bolivia”.

Devani, que tuvo a su cargo la apertura de la jornada, valoró la presencia de los productores maiceros, quienes “a pesar de los años de crisis están acá tratando de obtener información para llevar adelante los cultivos”; y agradeció la colaboración de los auspiciantes, el personal la EEAOC y a los responsables de las macro parcelas.

Destacó asimismo la buena convocatoria que tuvo el Taller de Maíz, pese a las dificultades de las últimas campañas, y respecto  de la ecuación costo/ beneficio, señaló: “Entiendo que con el precio del maíz estamos en un piso (menos de 105 dólares no puede valer); es un factor que no podemos manejar, como tampoco el tema de los costos -estos tres últimos años hemos venido ajustándonos-. Nos queda el rendimiento, que es hacia donde debemos apuntar: alto rendimiento, bajo costo o relación costo/beneficio buscando siempre la máxima potencialidad”.

Por su parte el Ingeniero Daniel Gamboa, Coordinador del Proyecto Maíz y Sorgo de la EEAOC, resaltó la importancia del crecimiento de ese cultivo en los últimos años: “Es interesante ver cómo a nivel mundial se ha desarrollado, y en Argentina mucho más”, dijo y añadió que los híbridos de mayor consumo a nivel país son los BT-RR, y que atrás quedaron los convencionales y los híbridos RR”.

Resaltó Gamboa la importancia del maíz en el rendimiento de la soja y que la coyuntura económica no debe llevar al productor a dejar de pensar qué ocurre con la oleaginosa cuando el maíz no interviene dentro de la rotación.  “La tecnología está bien, pero un buen manejo implica el 50 por ciento del resultado”, añadió Gamboa al mencionar la incorporación en muchos campos, en los últimos años, de sembradoras neumáticas. Señaló que en Tucumán algunos productores llegaron a generar 14 mil kilos pero aclaró que si bien el potencial está, hay que buscarlo y hacerlo lo mejor posible: “No podemos corregir sólo con la genética todos los problemas que los cultivos presentan en el campo, al margen de los factores de exportación, situación del país y precios”.

“Contamos con las herramientas que proporciona la genética –razonó- y al ambiente no lo podemos cambiar, pero sí es posible conocerlo un poco más: “Esto implica no hacer pronósticos, sino recurrir al pasado y fijarnos en las estadísticas; debemos pensar que si en diez años no ha llovido en ocho, hay allí un factor más para la toma de decisiones”.

Si se tienen en cuenta factores como densidad, ambiente, manejo y fertilización, se puede saber con qué híbridos trabajar, “aunque el factor económico nos lleva muchas a veces a hacer lo que podemos, antes que lo que debemos”, admitió.

En cuanto a la densidad, dijo el profesional que si se toman los rendimientos de las micro-parcelas, estimados en 10 mil kilos, “nuestra densidad recomendada sería cercana a las 65-70 mil plantas por hectárea; pero si estamos en un ambiente de 6 mil kilos, una densidad de 48 mil plantas es muy buena. Cada cual buscará la mejor opción según el ambiente, pero si tomamos los promedios de la última campaña, pensamos que entre 55 y 60 mil plantas por hectárea es un número razonable”.

“En los ensayos de la Estación Experimental hemos visto que la mayoría de los puntos de evaluación  marcan una densidad de 50 mil; y que cuando llegamos a 65 mil plantas –al margen del material- hemos ganado 950 kilos hasta ahí. Si nos vamos a 80 mil plantas, asumimos un riesgo muy alto y la ganancia es baja, prácticamente de 170 kilos”, explicó Gamboa.

Se recomienda que cuando se hace una previsión de cultivos en una zona marginal con limitantes hídricas, se debería sacrificar algo de rendimiento pero no poner en riesgo el cultivo, por lo tanto se debería utilizar densidades más bajas a las acostumbradas. “Podemos bajar plantas sin asumir un riesgo alto, dato importante para la zona de cultivos donde el ambiente no es propicio ya sea por el suelo, las temperaturas o el régimen de lluvias. Los técnicos de las empresas conocen este tema y han bajado densidades con muy buenos resultados en años complicados”, manifestó, para redondear: “ante la pregunta por parte de los productores acerca de cuántas plantas deben sembrar, mi respuesta es que pongan las recomendadas pero tratando de distribuirlas lo mejor posible. He observado mayor cantidad de resultados positivos distribuyendo plantas que aumentando densidades”.

Red de evaluación de híbridos comerciales

Por su parte el ingeniero Brian Lane Wilde, corresponsable del Proyecto Maíz y Sorgo de la EEAOC, brindó un análisis de la campaña 2013-2014 de la Red de evaluación de híbridos comerciales de maíz, en la que participaron 10 macroparcelas, abarcando el área granera de la provincia de Tucumán y zonas de influencia (Salta, Santiago del Estero y Catamarca).

El comportamiento de los híbridos fue presentado a través de las diferencias en porcentajes de rendimientos, respecto al promedio de las localidades. Asimismo calificó a los materiales según la potencialidad y estabilidad de sus rendimientos, destacándose en este sentido  DM2771 VT3Pro, 510 PW, 562 PW, 120 PW, ACA470 VT3Pro, SYN139 Vip3, SYN 128 TDMax, ARV2111 THx, BG7049 H y 30B39 HR. Teniendo en cuenta que los datos analizados corresponden a una sola campaña.

Durante la jornada  profesionales de la EEAOC -Agrometeorología, Economía y Estadísticas, Fitopatología y Sensores Remotos y Sistemas de Información Geográfica- brindaron además charlas técnicas relativas a los siguientes aspectos:

  • Análisis agrometeorológico de la campaña 2013
  • Maíz y soja en números (2007/08-2013/14 y perspectivas)
  • Incidencia de patógenos campaña 2013/2014
  • Superficie maicera en Tucumán. Variaciones

Informes detallados de las mismas, ahora en elaboración, serán prontamente puestas en línea a disposición de los interesados.