Malezas en caña de azúcar. IIIer Coloquio

CUARENTA AÑOS DESPUÉS

“Muchas de las empresas que hoy gestionan grandes macizos cañeros se hallan dispersas en una geografía de mediana distancia, y no toda la gestión puede hacerse desde un solo centro operativo logístico sino que hay que generar centros alternativos con una gestión diferenciada”, señaló el Ingeniero Agrónomo Dr. Federico Pérez Zamora en la apertura del  III Coloquio sobre Manejo de Malezas en Caña de Azúcar – “Hacia Modelos Competitivos”- realizado el pasado 10 de septiembre en el campus de la Universidad San Pablo-T de San Pablo.

 

Organizado por la Sociedad Argentina de Técnicos de la Caña de Azúcar (SATCA) y el Consorcio de Experimentación en Caña de Azúcar –que conforman instituciones  oficiales y empresas del país -, contó con el apoyo de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC) y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

El encuentro retomó una iniciativa que data de 1970, cuando se realizó el 1º Coloquio sobre Herbicidas en Caña de Azúcar; y continuó en 1974, con la celebración del segundo. Cuarenta años después, jóvenes técnicos que trabajan en instituciones oficiales, ingenios azucareros de Tucumán, Salta y Jujuy, y empresas que desarrollan o venden agroquímicos, vuelven a utilizar metodologías de intercambio de información que fueron practicadas en el inicio del  empleo del control químico de malezas.

“Todo comenzó durante de un viaje a Colombia, donde -invitados por una empresa- visitamos diferentes  explotaciones cañeras”, manifestó el Ing. Agr. Esteban Brito, de Los Balcanes, quien recordó que, al regresar, decidieron iniciar un trabajo de experimentación sobre nuevas tecnologías para el manejo de malezas con el apoyo de la Eeaoc  y el INTA.

Por su parte, los Ingenieros Ignacio Olea y Roberto Sopena, ambos responsables de las unidades dedicadas al estudios de las malezas en las esas instituciones, respectivamente, manifestaron que la constitución del “consorcio” fue un feliz acontecimiento que vino a  promover una mayor interacción entre todos sus integrantes, para realizar un trabajo orientado a lograr resultados que respondan a objetivos fijados previamente entre todos.

Esta tercera reunión permitió difundir los resultados de la labor del Consorcio de Experimentación, que implicó sumar experiencias, recursos, interacción y superficies de trabajo en función de objetivos establecidos.

Desde el inicio y hasta el final de la zafra, el productor va encontrándose con estadios de crecimiento y enmalezamiento diversos. “Sabemos que sólo un porcentaje pequeño de la superficie gestionada recibe su labor de control de maleza en el tiempo biológicamente necesario. Pasa que la estructura de gestión no permite las exquisiteces de darle a cada lote el tratamiento justo en el momento adecuado”, apuntó Pérez Zamora en su alocución, que tuvo como eje “El control de malezas en el contexto de los cambios en los modelos de gestión agrícola de empresas cañeras de Argentina”. “En momentos donde la degradación de precios es sostenida y las variables de rentabilidad no logran recuperarse, que estemos reunidos aquí pensando estrategias para mejorar la competitividad tiene un valor sustantivo. Hay un nuevo momento en la gestión de empresas agrícolas. Sabemos que hay problemas comunes que afectan operativamente, y las soluciones deben ser urgentes. Necesitamos la cooperación entre empresas y el acompañamiento de instituciones técnicas, que ya lo están haciendo. Los consorcios de experimentación con herbicidas adoptan procedimientos para que los resultados sean interpretados correctamente, y contamos con laboratorios de herbicidas comprometidos con el sector.

El Ingeniero Olea,  tras mostrar una lista de las malezas comunes en Tucumán confeccionada en 1976 por el reconocido investigador Roberto Arévalo, explicó que “en caña de azúcar hay malezas todo el año, pero las invernales, por su dinámica, no constituyen un problema importante (en esto se diferencia Tucumán del resto del norte) salvo para la caña planta o las socas cosechadas temprano. Con el aumento de temperatura ambiente comienza  la aparición de gramíneas perennes: dentro de ellas, la Grama Bermuda y el Sorgo de Alepo empiezan a invadirnos antes de que la caña se desarrolle”.

Para el manejo de herbicidas residuales necesitamos humedad en el suelo -salvo los post emergentes para controlar algunas latifoliadas-, y esa condición se presenta durante un período corto, razón por la que el manejo químico preventivo de las cañas socas, no puede practicarse a menos que exista un sobre dimensionamiento de pulverizadoras. Informó que se experimenta con herbicidas de larga residualidad aplicados en la época seca y que nuevas tecnologías de aplicación pueden ayudar a superar ese problema.

Desarrollado en dos partes, el III Coloquio abarcó un programa que incluyó los temas Modos y Mecanismos de Acción de los Herbicidas (Ing. Agr. Dr. Diego Sampietro – Labifito, UNT), Propiedades físicas y químicas del suelo y su interacción con los herbicidas residuales (Ing. Agr. Agustín Sanzano - EEAOC), Dinámica de los herbicidas en la planta, el suelo y el ambiente de acuerdo a sus propiedades físicas y químicas ( Ing. Agr. Marcelo de la Vega - FAZ), y Nuevos sistemas de aplicación (Ing. Mco. Bruno Accorroni).

En la segunda mitad de la jornada se expusieron resultados de las experiencias desarrolladas por el Consorcio de Ensayos en red sobre caña de azúcar para resolver problemáticas actuales del manejo de malezas, a cargo de representantes de esa asociación y de ingenios de Salta y Jujuy; Aplicaciones bajo y sobre la maloja en cañas socas ( Ing. Agr. Agustín Sánchez Ducca -EEAOC), Aplicaciones en caña planta y con la fertilización (Ing. Agr. Juan Vallejo - INTA), Ing. Agr. Sebastián Vicic (Arcor - La Providencia) e Ing. Agr. Rodrigo P. de León (El Pucará) y Cierre anticipado de cañaverales (Compañía Azucarera Los Balcanes).

Por los ingenios de Salta y Jujuy participaron el Ing. Álvaro Cuevas (El Tabacal) y los Ing. Agr. Diego Saravia e Ing. Agr. Hugo Jaime (Ledesma).

En la sección dinámica de campo -en lotes de la Universidad San Pablo-T- se mostraron las Técnicas Cosecho – Aplico (nuevos dispositivos para posicionar los herbicidas pre emergentes en contacto con el suelo debajo del rastrojo en el acto mismo de cosecha); y las Técnicas Fertilizo – Aplico (dispositivos incorporados a los equipos fertilizadores para hacer la aplicación de herbicidas en una sola pasada).

En el cierre y antes de las conclusiones, el Ing. Agr. Jorge Scandaliaris, director asistente en Investigación y Tecnología Agropecuaria y coordinador del Programa Caña de Azúcar de la EEAOC, hizo un poco de historia al evocar a los primeros técnicos en el control de malezas.