Producción y calidad ambiental

Auspicioso consenso
PRODUCTORES CAÑEROS ACUERDAN NO QUEMAR

 

Ante un Salón Blanco colmado, se realizó en el mediodía del jueves 3 de abril en Casa de Gobierno de Tucumán el lanzamiento del “Programa de Certificación de Cosecha de Caña de Azúcar sin uso de Fuego”.  Se trata de un protocolo (LocalGap) basado en las exigencias de Global Gap (Certificación de Buenas Prácticas Agrícolas) adaptado a las características locales, mediante el que los productores tucumanos adherentes  podrán certificar que la cosecha y post cosecha de la caña de azúcar se realizará, de ahora en más, sin utilización del fuego, recurso que en nuestra provincia constituye un problema de antigua data, con daños severos al medio ambiente y la salud de la población.

 

El acto fue presidido por el Ministro de Desarrollo Productivo, Ingeniero Jorge Feijóo; el Secretario de Estado de Medio Ambiente,  Ingeniero  Alfredo Montalván; el representante de GlobalGAP, Flavio Alzueta; el presidente del Honorable Directorio de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC), Juan José Budeguer y el Director Técnico de la EEAOC, Doctor Daniel Ploper.

 

El Ministro Feijóo hizo hincapié en la altísima calidad de muchos de los productos tucumanos entre los que mencionó también el azúcar. Refiriéndose al Protocolo suscripto, remarcó la importancia del paso que da la provincia en la dirección del cuidado del medio ambiente, como un complemento hoy sustantivo a la hora de ponderar el origen de los productos que se comercializan en el mercado nacional e internacional.

Por su parte,  Flavio Alzueta, representante de GlobalGAP, hizo notar que Tucumán es la primera provincia en sumarse a los protocolos de GlobalGAP relativos a la producción azucarera. "Siendo uno de los Estados más pequeños del mundo, hoy da el ejemplo en cuanto a normas de producción y cuidados ambientales. Esto resalta la gestión y el trabajo en conjunto de la parte publica como la privada" afirmó. 

 

Una gestión compartida

El Programa fue elaborado en el marco de la Mesa de Gestión Ambiental de Cruz Alta, coordinada por la Estación Experimental Agropecuaria Famaillá del INTA, con la participación de organismos públicos y privados comprometidos con la erradicación de la quema en Tucumán.

Participan, entre otros organismos, la Secretaría de Estado de Medio Ambiente, la EEAOC, SIPROSA, Subsecretaría de Asuntos Agrarios y Alimentos, Dirección de Defensa Civil, Dirección de Fiscalización Ambiental, Grupo CREA Cañaverales de Tucumán, Asociación de Bomberos Voluntarios de Las Talitas, Sociedad Rural de Tucumán, Asociación Cañeros Unidos, Fundación Pro – Yungas, Cooperativa de Trabajo Agropecuario La Merced, Los Cevilares, Transener S.A., Central El Bracho y productores cañeros.


La suscripción de este Protocolo indica el convencimiento de los productores locales adherentes acerca de la necesidad de una producción amigable con el medio ambiente, que se estima irá incluyendo a otros en un proceso dinámico, pero hoy irreversible, del que el productor es el principal protagonista.