Caña de azúcar: comienza a decrecer la superficie que ocupa en Tucumán la variedad LCP 85-384

Fuente: La Gaceta
Sabado 19 de Agosto de 2017
La aparición de cultivares con mejor comportamiento llevó a que los productores los adoptaran en sus campos en la provincia.
El crecimiento acelerado del área plantada con LCP 85-384 desde su liberación (1999), hasta ocupar el 83% de la superficie cultivada con caña de azúcar en la campaña 2013/2014, ha generado un agro-ecosistema de baja sustentabilidad en Tucumán.
Sin embargo, los resultados del último relevamiento, obtenidos por la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc) de Tucumán (campaña 2016/2017), exponen un panorama más alentador, ya que muestran que LCP 85-384 ha reducido la superficie cultivada del 83,1% al 76,8% (Figura 1).
Este fenómeno se debe, principalmente, a la adopción de nuevos cultivares por parte de los productores.
La variedad TUC 95-10, liberada por el Programa de Mejoramiento Genético de la Caña de Azúcar de la Eeaoc en 2011, se expandió aceleradamente, alcanzando el 10,3% del total del área en la campaña 2016/2017, constituyéndose en la segunda variedad más cultivada en la provincia, posición que, desde la década de 1990, ocupó TUC CP 77-42.
El excelente comportamiento productivo de TUC 95-10, y su alta plasticidad ambiental, explican que esta variedad sea la principal responsable del decrecimiento observado en LCP 85-384.
Los resultados del último relevamiento de la distribución de variedades de caña de azúcar en el área cañera de Tucumán se resumen en la Figura 2.
LCP 85-384 ocupó el 76,78% y TUC 95-10 el 10,30% del área de cultivo. Se observa, además, que TUC CP 77-42 ocupa la tercera posición (9,71%) y TUC 97-8 (variedad liberada por la Eeaoc en 2009), la cuarta posición (1,21%).
Elección de variedades
Por otra parte, el relevamiento de la edad de los cañaverales permitió inferir la elección de las variedades al momento de efectuar las nuevas plantaciones.
En la campaña 2016/2017, el 64% de las plantaciones fueron realizadas con LCP 85.-384, mientras que los productores optaron por plantar el 21% de la superficie con la nueva variedad TUC 95-10.
El 2,7% y el 1% fueron implantados con TUC 97-8 y TUC 00-19, variedades liberadas por el PMGCA en 2009 y 2013, respectivamente (Figura 3).
Es decir que, en la última campaña, casi el 25% de las nuevas plantaciones fue realizado con tres nuevas variedades TUC.
Estos resultados proyectan, en el futuro, una distribución varietal más equilibrada y, por ende, más sustentable, donde las variedades liberadas por la Estación Experimental (Eeaoc) y de otras instituciones tendrán un rol fundamental.
Es importante destacar que para la estimación de la distribución varietal en la campaña 2016/2017, se logró relevar el 47,5% de la superficie neta cosechable con caña de azúcar de la provincia.
Ecosistema sustentable
La declinación del área cultivada con LCP 85-384, detectada en la campaña 2016/17 en Tucumán (del 83% al 76,8%), debería ser una tendencia sostenida en el futuro. Los productores cañeros deben establecer una estrategia de diversificación varietal en sus campos comerciales, incorporando nuevos cultivares y probando su adaptación a las diferentes situaciones ambientales y de manejo. Se debe tomar conciencia de que un área cañera dominada prácticamente por una sola variedad, no resulta un esquema sustentable en el tiempo.
En efecto, la expansión acelerada del cultivo de LCP 85-384 entre 2001/2002 y 2013/2014 provocó, en 2005, el “quiebre” de su resistencia a “roya marrón” (Puccinia melanocephala), enfermedad fúngica de casi nula incidencia en nuestros cañaverales hasta ese año. A partir de 2005, la presión de inóculo de la “roya marrón” fue en franco aumento, incrementándose en forma significativa su severidad e incidencia sobre LCP 85-384, sobre las otras variedades comerciales en cultivo, y también sobre los materiales en proceso de selección del PMGCA de la Eeaoc.
Con respecto a otras amenazas sanitarias, resulta altamente preocupante la detección de la “roya naranja” (Puccinia kuehnii) en cañaverales de la provincia de Misiones en 2015.
Esta enfermedad, que ataca con condiciones de alta humedad y temperatura, es potencialmente más peligrosa, porque afectaría a los cañaverales en la época de gran crecimiento. Resulta probable que la “roya naranja” ingrese al área cañera de Tucumán.
El Programa de Mejoramiento Genético de la Caña de Azúcar (Pmgca) recomienda, por lo tanto, “la incorporación y prueba sistemáticas de nuevas variedades de caña de azúcar ofrecidas por la Eeaoc u otras instituciones del medio”.