Principales características del nuevo material genético de la EEAOC

Fuente: La Gaceta
Sabado 19 de Agosto de 2017
Entre 2009 y 2015, el Programa de Mejoramiento Genético de Caña de Azúcar liberó cinco líneas de nuevo material comercial.
Entre los años 2009 y 2015, el Programa de Mejoramiento Genético de Caña de Azúcar (Pmgca) de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc) de Tucumán liberó cinco variedades comerciales de caña de azúcar, cuyas principales características presentamos a continuación.
TUC 95-10
Esta variedad, liberada en 2011 y detectada como la segunda de mayor área de cultivo en Tucumán (campaña 2016/17), presenta un sobresaliente rendimiento de caña por hectárea. Con comportamiento altamente productivo, fue estable en todos los ambientes.
Presenta maduración temprana, por lo cual puede ser cosechada desde inicios de la zafra.
Ha demostrado una moderada a baja tolerancia al deterioro de sus jugos por “heladas”, por lo cual, ante la ocurrencia de las mismas, debe ser cosechada rápidamente.
Sin embargo, frente a otra condición de estrés ambiental, como la “sequía”, se comportó como muy tolerante.
Su contenido promedio de fibra en caña es del 12%. Presenta una muy buena sanidad: es resistente a “estría roja”, “mosaico”, “carbón” y Pokkah Boeng y moderadamente resistente a “roya marrón” y “escaldadura de la hoja”.
Presentó muy buena respuesta a madurativos y demostró tolerancia a los herbicidas comúnmente utilizados (una imagen de la plantación acompaña este comentario).
TUC 95-37
Esta nueva variedad, liberada en 2009, posee un elevado tonelaje de azúcar/ha. Es de maduración entre temprana a intermedia y una buena respuesta a maduradores químicos. Su contenido promedio de fibra es del 13%.
Tiene baja tolerancia al deterioro de su jugo ante la ocurrencia por “heladas”. Muestra buenos niveles de resistencia a enfermedades, destacándose su moderada resistencia a “roya marrón”.
TUC 97-8
También liberada en 2009, tiene muy buenos niveles de tonelajes de caña/ha. Es de maduración temprana con una muy buena tasa de acumulación de azúcar durante los primeros meses de zafra, por lo que, se recomienda su cosecha entre mayo y mediados de agosto. Su contenido promedio de fibra es del 12%. Ha presentado una buena tolerancia al deterioro de sus jugos por heladas. Presentó muy buena respuesta a madurativos y demostró tolerancia a los herbicidas comúnmente utilizados. Presenta resistencia a “mosaico” y “carbón” y una moderada resistencia a “escaldadura”, “estría roja” y “roya marrón”.
TUC 00-19
Liberada en 2013, presenta un elevado tonelaje de caña/ha. Maduración temprana con muy buenos tenores sacarinos a inicio de cosecha y una excelente curva de acumulación de azúcar. Su contenido promedio de fibra en caña (12% promedio) y sus bajos valores de cenizas conductimétricas (similares a los de LCP 85-384), proyectan un buen comportamiento de esta variedad, desde el punto de vista de la mayor recuperación de azúcar en fábrica.
Ha presentado una buena tolerancia al deterioro de su jugo por heladas. Es resistente a “mosaico”, “carbón” y “escaldadura de la hoja” y moderadamente resistente a “roya marrón”, Pokkah Boeng y “estría roja”. Muestra síntomas de mayor severidad de “estría roja” en suelos “cachaceados” o provenientes de rotaciones con soja.
TUC 03-12
Este nuevo cultivar, liberado en 2015, posee un elevado tonelaje de caña/ha. Presenta una maduración temprana a extra-temprana y una excelente curva de acumulación de azúcar durante los meses de zafra. Se destaca el alto contenido sacarino, superior durante todo el período de cosecha al de LCP 85-384, variedad de reconocida aptitud azucarera, especialmente al final de zafra (Figura 5). Contenido de fibra promedio de 11,5%.
Resistente a “mosaico”, “carbón” y “escaldadura de la hoja”, y moderadamente resistente a “roya marrón”, “estría roja” y Pokkah boeng.
Conclusión
Las cinco variedades producidas por el Programa de Mejoramiento Genético de Caña de Azúcar, se encuentran en una fase activa de difusión a productores cañeros a través de semilleros implantados con semilla de alta calidad y ampliamente distribuidos en el área cañera de Tucumán. Esta semilla, libre de enfermedades sistémicas y con pureza genética garantizada, es obtenida a partir del proceso de micropropagación in vitro y forma parte del Proyecto Vitroplantas, implementado por la Eeaoc a comienzos de la década pasada. De esta forma, las nuevas variedades, y también aquellas en actual cultivo comercial, se difunden aceleradamente a través de semilla de alta calidad que potencia la expresión productiva de los materiales genéticos.