El objetivo es mantener el status de provincia libre del vector y de la enfermedad

Fuente: La Gaceta
Sabado 08 de Julio de 2017
Asistieron los líderes de los tres poderes del Estado, el presidente de la ATC y el director de Fruticultura.
El lunes se realizó en la SRT el lanzamiento y la presentación del Programa Provincial de Prevención del HLB realizado a través de un convenio de cooperación y asistencia técnica firmado entre el gobierno de Tucumán, a través del Ministerio de Desarrollo Productivo y la ATC con la participación de autoridades provinciales y nacionales, técnicos y productores.
Estuvieron el gobernador, Juan Manzur; el vicegobernador Osvaldo Jaldo; el presidente de la Corte de Justicia, Antonio Gandur; el ministro de Desarrollo Productivo Juan Luis Fernández; el secretario de Desarrollo Productivo, Álvaro Simón Padrós; el director nacional de Fruticultura, Juan Machera; el presidente de la ATC, Roberto Sánchez Loria, y autoridades de la Eeaoc, productores y técnicos.
La presentación del programa comenzó con la disertación de Simón Padrós, quien hizo un racconto de cómo nació la idea de lograr tener un sistema de controles móviles, que ayude a prevenir el ingreso del HLB en la provincia y que sirva para fortalecer todo lo que funciona con las barreras fijas existentes en Tucumán, en un trabajo mancomunado con el Senasa, Afinoa y el gobierno tucumano.
Posteriormente habló Gerardo Gastaminza, técnico coordinador de HLB de la Eeaoc, quien detalló las características de la enfermedad y la necesidad de prevenir su ingreso a la región y la provincia.
A continuación, el ministro Fernández afirmó que poner en marcha cuatro vehículos para controlar todas las rutas de posible ingreso de frutas y plantas cítricas a la provincia no es suficiente, pero este primer paso es de suma trascendencia, porque es la demostración de que el sector citrícola privado y el gobierno provincial están comprometidos para hacer todo lo posible para evitar que esta enfermedad llegue a nuestros cítricos.
Sin duda que este espíritu de colaboración sea la punta de lanza para mejorar y lograr hacer más eficiente esta lucha para que el HLB no se presente.
Desde la Nación y con la presencia del director Nacional de Fruticultura sin duda que el trabajo que el Senasa realiza y los proyectos que se están elaborando también servirán para que esta lucha sea lo más efectiva posible.
Conjunción
Por su parte, el gobernador, Juan Manzur, dijo que la conjunción entre el Estado y la actividad privada está plasmada en haber puesto en marcha lo estipulado en el convenio firmado el año pasado y que las barreras móviles estén listas para trabajar previniendo el HLB y que no entre a la provincia.
Está claro que sólo sumando lograremos buenos frutos en donde Provincia, productores, Nación y los investigadores solo trabajen bajo el mismo objetivo.
Sólo sumando podemos cuidar lo que producimos y por ende cuidar nuestra fuente de trabajo. Son muchos los que trabajan y viven de esta actividad. Hay empresarios, productores, cosecheros embaladores y muchas personas que trabajan indirectamente al lado de esta segunda economía provincial.
No podemos trabajar como corresponde y no podremos crecer si no hay inversión y esta es otra manera de invertir, cuidando lo que producimos. Tenemos en claro que cuidando lo que hacemos nos permitirá seguir teniendo buenas cosechas y cuando esto sucede el trabajo aumenta, ya que no solo se cosecha más sino que se vende más, hay más ingresos y el productor busca cambiar sus maquinarias, invertir en tractores e implementos, reparan lo rotos y la distribución de lo que ganaron va hacia diversos proveedores de bienes y servicios, todos ganamos y genera sensación de bienestar.
Desde el Estado vamos a acompañar para que esta actividad crezca, se cuida y que sea rentable para todos y si hace falta reforzar lo que se está haciendo estaremos para ayudarlos. No es menor que los tres poderes del Estado estén presentes en este acto.
Lucha total
Finalmente, el presidente de la ATC Roberto Sánchez Loria, afirmó que el HLB es un problema muy serio y a la vez gravísimo y que debe ser enfrentado a como dé lugar, ya que si afecta a nuestra citricultura el futuro será nefasto con efectos indeseables para la industria citrícola y para nuestra economía. El año pasado hablamos con el Gobernador de la gravedad de esta enfermedad y seguramente que por su profesión de médico entendió la gravedad del HLB que afecta a los cítricos y se puso al lado para que llevemos adelante lo que hoy concretamos con vehículos que recorrerán la provincia controlando que nadie incumpla las normativas fitosanitarias.
Pusimos énfasis en el control móvil, ya que es necesario tener movimientos rápidos y coordinados de control debido a la dinámica que se da en la provincia con los movimientos de cargas cítricas de diversa índole. Muchas veces, las barreras fijas que hoy funcionan pueden ser sorteadas, pero si tenemos ambas barreras las cosas se les complican a los infractores.