Algunos números al cierre de la campaña de soja 2016/17 en Tucumán y el NOA

Fuente: La Gaceta
Sabado 17 de Junio de 2017
Informe de la Estación Experimental (Eeaoc), elaborado por las ingenieras Daniela Pérez, Virginia Paredes y Graciela Rodríguez, sección Economía.
Desde la Sección Economía de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc), las ingenieras Daniela Pérez, Virginia Paredes y Graciela Rodríguez, presentaron un informe económico sobre el final de la campaña de soja 2016-2017 en Tucumán.
* La superficie sembrada con soja en los últimos nueve años en Tucumán ha registrado una disminución del orden del 30%, si bien en la campaña 2016/17, las 203.430 ha sembradas indican un leve aumento con respecto a la 2015/16.
Durante este período confluyeron factores de la política económica que indujeron a tomar malas decisiones y disminuir los niveles de rotación de los campos. Como consecuencia, hubo aparición de plagas de difícil control y de resistencias, con el correspondiente incremento del costo de manejo.
Además, las extremas sequías de las campañas pasadas y la caída del precio internacional de los granos, fueron determinantes en la caída de la rentabilidad y de la superficie con soja. También hizo su aporte el avance del cultivo de caña de azúcar sobre el área con granos, y en las cuatro últimas campañas el incremento necesario de la rotación con maíz.
* En la campaña que está finalizando, según el manejo que se haya realizado en el cultivo, el gasto de barbecho a cosecha resultó de entre U$S 270/ha y U$S 420/ha, valores semejantes a los del ciclo pasado. Los gastos más elevados estuvieron en relación con la presencia de plagas resistentes o de difícil control en los lotes, también con el uso de semilla comprada certificada RR1 o Intacta, la aplicación de fungicidas y el empleo de fertilizantes.
El gasto de U$S 270/ha corresponde a un menor uso de insumos: semilla propia, sin fertilización, con aplicaciones convencionales de herbicidas y sin problemas de “picudo negro.” Este último manejo fue factible en muy pocos lotes, porque los problemas de plagas difíciles de controlar y resistentes son cada vez más generalizados.
* En cuanto a la tecnología Intacta RR2 PRO, la siembra de estas variedades, desde el punto de vista económico, es más conveniente cuando el “picudo negro” está ausente, ya que en estos casos los tratamientos insecticidas se reducen al de control de “chinches”. Más de un 60% de la superficie habría sido sembrada con Intacta.
Cabe señalar que la vida útil de esta tecnología, es decir la resistencia de las variedades al ataque de orugas, dependerá de la siembra de los refugios con variedades RR1 en la cantidad y a las distancias sugeridas por Monsanto.
* Para poder determinar el margen bruto, al gasto de barbecho a cosecha hay que agregarle el gasto en flete y en administración y estructura. En caso de producir en tierras arrendadas se suma el valor del arriendo.
El flete resultó superior a lo esperado con valores que oscilan entre U$S 47/t y U$S 57/t hasta el momento. Mientras que un gasto de administración y estructura frecuente para 1.000 ha estuvo entre los U$S 75/ha y los U$S 95/ha; este valor depende de la escala de la empresa y de su organización.
El arriendo en muchos casos se pactó en un 20% del rendimiento esperado. Cabe agregar que la carga impositiva, que varía de una empresa a otra, está contemplada.
* Considerando el gasto anterior y un precio de venta de U$S 238/t (promedio de abril-mayo en Rosario) el “rendimiento de indiferencia”, es decir las toneladas necesarias para cubrir costos, estuvo entre 1,9 t/ha y 2,7 t/ha para la producción en tierra propia de acuerdo al manejo analizado. Mientras que para los mismos manejos, pero en tierras arrendadas, el rango se ubicó entre 2,5 t/ha y 3,3 t/ha.
* Pasando esto a términos de margen bruto y para un rinde promedio estimado para Tucumán de 2,8 t/ha, en tierra propia el margen bruto resulta positivo y, en arriendo, para la mayoría de los manejos aquí planteados, es negativo.

* En cuanto a la compensación del 5% del valor de las retenciones que deben recibir los productores de la región NOA, de acuerdo a lo consultado, aunque el trámite para obtener el beneficio es sencillo y muchos lo han realizado, hasta el momento el mismo no ha sido acreditado en las correspondientes cuentas.