El Proicsa aporta caña de calidad a 2.000 pequeños productores

Fuente:  EEAOC publicada en La Gaceta
Sabado 10 de Junio de 2017
Digonzelli coordina el Proyecto Vitroplantas de la Eeaoc y es responsable del Proicsa desde el organismo
Para incrementar la productividad de los pequeños productores, un punto fundamental es la renovación de sus cañaverales con nuevas variedades y con “caña semilla” de alta calidad. Desde hace cuatro años, la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc) participa en el Programa para Incrementar la Competitividad del Sector Azucarero (Proicsa) suministrando a los pequeños productores la semilla saneada, los análisis del suelo, el asesoramiento técnico y las herramientas que les permitan incrementar la productividad de sus cañaverales, al tiempo de garantizar los estándares de calidad de su semilla.
La ingeniera Patricia Digonzelli, coordinadora del Proyecto Vitroplantas de la Eeaoc y responsable de dirigir el programa Proicsa desde esa institución, hizo un balance de la iniciativa que comenzó en 2013 y de la que forman parte entidades como los gobiernos nacional y provincial y el INTA.
- ¿Cuáles son los resultados obtenidos hasta el momento?
- Han sido cuatro años con muchas actividades, que permitieron que hoy. Alrededor de 2.000 pequeños productores de caña de azúcar (hasta 50 hectáreas) de Tucumán. tengan acceso a la “caña semilla” de alta calidad que brinda el proyecto Vitroplantas de la Eeaoc. Entre 2013 y 2016, que fue la última campaña finalizada, se implantaron 144 semilleros Registrados y 362 semilleros Certificados que ocuparon entre 92 y 626 hectáreas respectivamente. Participan 19 cooperativas y más de 60 grupos de pequeños productores.
Los semilleros proveen “caña semilla” de alta calidad, especialmente de variedades recientemente liberadas, para que los productores realicen sus plantaciones comerciales. Así, más del 70% de la superficie de semilleros está implantada con nuevas variedades.
El potencial productivo de este material es elevado.
Basta decir que la producción cultural promedio de los semilleros supera las 75-80 t/ha, rendimiento alto para Tucumán, lo que muestra el impacto que la semilla de alta calidad, las variedades y el adecuado manejo agronómico tienen sobre la productividad de los cañaverales.
Esto ayuda a que disminuya la brecha productiva entre pequeños y grandes productores.
- ¿Qué es el Proyecto Vitroplantas de la Eeaoc?
- El proyecto Vitroplantas tiene como objetivo la producción de “caña semilla” de alta calidad con sanidad, vigor y pureza genética garantizadas. Para ello se utilizan las técnicas de cultivo de meristemas y micropropagación en la etapa de laboratorio y las mejores tecnologías de manejo agronómico y fitosanitario en las etapas de campo. La Eeaoc implementa este proyecto desde el año 2001, pero era más difícil poder llegar con esta tecnología al productor pequeño.
En el marco del Proicsa, desde 2013 y hasta la fecha, se viene entregando semilla de alta calidad a los pequeños productores, lo que puede contribuir a aumentar entre un 10% y un 20% la producción de caña por unidad de superficie, dependiendo de la variedad, del año y de las condiciones ambientales, solo por el hecho de usar una semilla de calidad.
- ¿Cuándo finaliza este programa y cuáles son las perspectivas a futuro para los pequeños productores?
- El programa termina en diciembre de 2017. Pero hay algo muy importante que se trató de lograr con el programa, y ha sido que el productor establezca un vínculo con las instituciones que están en la provincia y que trabajan en el desarrollo tecnológico del cultivo.
Desde la Eeaoc se realizaron diversas jornadas de vinculación y capacitación y cursos destinados a los jóvenes que viven en la zona rural y que se dedican, junto con su familia, a la producción de caña.
Además, los técnicos de la Eeaoc que trabajan en el asesoramiento del manejo de los lotes semilleros están capacitando permanentemente a los productores, sobre todos los aspectos del manejo agronómico del cañaveral.
Hoy los pequeños productores, además de contar con los semilleros Registrados y Certificados, tienen todas las variedades -las que están en cultivo y las más nuevas- y poseen la misma tecnología que puede tener un productor mediano y grande en lo referido a “caña semilla”.
Además, está previsto plantar este año semilleros que le van a dar, a los productores que participan del programa, disponibilidad de semilla de alta calidad hasta el año 2019 y en algunos casos hasta el 2020. Es decir, disponibilidad para que ellos puedan seguir utilizando esa semilla luego de que termine el programa, dos años o tres años más al menos.
Después de ese tiempo pueden incorporarse al Proyecto Vitroplantas para continuar utilizando la semilla de alta calidad.
Además, cuentan con los estudios de suelos de sus predios, realizados por la Sección de Suelos y Nutrición Vegetal de la Eeaoc, lo que significa disponer de otra herramienta tecnológica de gran valor y con la cual no contaban antes del Proicsa. Y hacia fines de este año dispondrán de una herramienta informática que les permitirá acceder a información de su predio y a recomendaciones generales y específicas sobre el recurso suelo y su manejo.
No quiero dejar de resaltar que para que todo esto sea posible hay un equipo de jóvenes profesionales de la Eeaoc que trabajan permanentemente en contacto con el productor y que realizan una enorme tarea de asesoramiento y capacitación.
Finalmente, y no por eso menos importante, resalto los vínculos de confianza y el conocimiento mutuo que se han alcanzado entre los pequeños productores y la Eeaoc, lo que permite que estos productores sepan que en nuestra institución se trabaja permanentemente en la búsqueda de las mejores soluciones a todas las problemáticas de la producción de la caña de azúcar, y que pueden acudir a ella para conseguir respuestas a todas sus inquietudes y dificultades.