Otro desafío: fomentar el consumo de azúcar

Fuente:  La Gaceta
Sabado 06 de Mayo de 2017
Hay estudios que afirman que el azúcar tiene como una de sus principales funciones la de proporcionar la energía que nuestro organismo necesita para el funcionamiento de los diferentes órganos. Además, los expertos recomiendan su consumo, porque el azúcar es necesaria y saludable si se la consume con moderación.
El jueves a la noche comenzó una anticipada zafra 2017 con el Ingenio Cruz Alta, que se encuentra a manos del Grupo Balcanes, que generalmente año tras año es el que inicia la zafra de la mayoría de los ingenios azucareros tucumanos.

Es importante destacar que, a la fecha y de acuerdo a la información que suministran las instituciones de investigación agropecuaria de la provincia como la Eeaoc y el INTA a través de sus análisis Pre-zafra, la mayoría de los cañaverales tienen retraso madurativo.

Lo cierto es que las condiciones ambientales que se dieron durante el ciclo de crecimiento de la caña de azúcar influenciaron de diferente manera en su crecimiento y desarrollo.

En general, se vieron afectados aquellos cañaverales que soportaron las altas temperaturas y la falta de agua durante diciembre y enero, sobre todo aquellos ubicados fuera el área pedemontana tucumana.

Teniendo en cuenta la información que suministran las entidades de investigación, se podría esperar que se pueda moler un poco menos de caña que el año pasado y con los rendimientos sacarinos que se pudiesen dar al momento de la cosecha, seguramente se produzca menos azúcar que la campaña pasada, salvo que las condiciones de temperaturas y la exposición al sol ayuden a que mejoren los parámetros medidos por los técnicos.

Analizando todo esto, es posible que las actuales condiciones de comercialización, que mejoraron mucho durante la campaña pasada, puedan mantenerse o incluso mejorar, siempre y cuando los factores que conforman la actividad azucarera cumplan con las disposiciones que surjan del Ipaat y de la Mesa Sucroalcoholera.

Responsabilidades y desafíos

Los compromisos de mantener un mercado interno equilibrado, de cumplir con exportar los excedentes y suministrar alcohol a las petroleras para la mezcla con las naftas de acuerdo a lo dispuesto por el Estado Nacional, es fundamental para que la campaña -que ya comenzó- sea llevada adelante con normalidad y sin sobresaltos. Es seguro que lo ocurrido en la campaña pasada sirva como ejemplo para seguir en el camino de mejorar la rentabilidad, y para ello se deberán afinar los controles que se realizan en la zafra, pero además comenzar a pensar en fomentar el consumo de azúcar.

Estos aspectos mencionados deben ser tenidos en cuenta, sobre todo el segundo, ya que el azúcar de caña es muchas veces apoyada por diferentes sectores para que se consuma este producto, pero a la vez es también detractada por otros de manera muy fuerte, haciendo que la sociedad de consumo tome partida a favor y en contra. En esto, el manejo propagandístico que se realice desde diferentes sectores industriales y comerciales, productores de azúcar o edulcorantes artificiales o naturales hacen que los consumidores se decidan por uno u otro producto de acuerdo a la información que le llega.

Mercado sucroalcoholero

Actualmente, el sector sucroalcoholero está pasando un momento de cierta tranquilidad debido a que el mercado fue repuntando, generando mejores expectativas y cierta estabilidad, lo que permitiría ir pensando en la manera de dar a conocer los verdaderos efectos que produce un adecuado y controlado consumo de azúcar para la salud humana.

Hay estudios que afirman que el azúcar tiene como una de sus principales funciones la de proporcionar la energía que nuestro organismo necesita para el funcionamiento de los diferentes órganos, además que recomiendan su consumo porque la misma es necesaria y saludable si se consume con moderación.

El azúcar aporta vitaminas B1, B2 y A, así como sacarosa, glucosa (dextrosa), fructosa (levulosa) y antioxidante y es la principal fuente de energía para el organismo. Tiene un aporte calórico bajo de 4 calorías por cada gramo, mientras que las grasas aportan 9 calorías y favorece la circulación sanguínea, es decir evita la formación de coágulos, entre otros más.

Virtudes y defectos

Lo cierto es que, dependiendo muchas veces del manejo informativo, algunos hablan bien pero muchos defenestran el consumo de azúcar.

Lo real es que se debe trabajar en dar a conocer las virtudes y los beneficios de un consumo adecuado a cada ser humano, y en esto la actividad toda, incluido el Estado, tienen que cumplir un rol fundamental. 

Deben trabajar conjuntamente en la manera de informar adecuadamente cuáles son los reales beneficios del consumo del azúcar de caña cuando es realizado moderadamente, y por aquellas personas en las cuales su consumo no es perjudicial y, de esta manera, buscar cómo aumentar el consumo del producto que fabrican todos los años los ingenios tucumanos.

Esto, seguramente, servirá como una ayuda más para mejorar la situación actual de un sector que fue vapuleado y golpeado por desencuentros y actitudes mezquinas, que se produjeron durante muchos de los años de los que tiene de vida la misma actividad azucarera. Es para analizarlo y llevarlo adelante.