Las expectativas de rinde siguen elevadas en el país

Fuente:  La Gaceta
Sabado 11 de Marzo de 2017
 
Las zonas altas recuperan humedad y las bajas muestran sus excesos.

Continúa lloviendo en la mayor parte de la región agrícola, manteniendo excesos hídricos en zonas bajas de varias regiones y reponiendo humedad en ambientes elevados de mayor potencial de rinde. 

“A la fecha, gran parte de la soja de primera se encuentra transitando etapas de llenado de granos, con elevado potencial de rinde en ambientes de loma y media loma, y menores expectativas en ambientes bajos que fueron afectados por excesos hídricos desde etapas tempranas del cultivo”, señala un informe realizado por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Por otro lado, los lotes de segunda, más atrasados, transitan plena floración o comienzan a llenar grano los más adelantados. 

Las expectativas de rinde se mantienen elevadas en gran parte del centro de la región agrícola, cayendo drásticamente hacia el sudeste de Buenos Aires debido al déficit hídrico que comprometió la siembra y el crecimiento y desarrollo de los cuadros implantados. 

Hacia el norte del país, los cuadros sembrados en las regiones NOA y NEA se encuentran transitando etapas críticas de diferenciación de vainas, reflejando una condición de cultivo que varía de buena a muy buena, gracias a las precipitaciones acumuladas durante las semanas previas.

Noroeste Argentino

En lo que se refiere a la región del Noroeste Argentino (NOA), las lluvias de esta semana permitieron aliviar la situación de falta de agua que se venía registrando en esta zona agrícola, que afectaron principalmente a los cultivos de soja y maíz sembrados temprano y afecto mucho la siembra de poroto, que pudo finalmente realizarse después de las ultimas lluvias. 

“Realmente las lluvias que se dieron durante febrero y lo que va de marzo ayudaron mucho a los cultivos de soja, maíz y poroto de la región NOA y de Tucumán, ya que estos cultivos sufrieron los embates de la irregularidad de lluvias y de las altas temperaturas que se dieron desde la siembra y gran parte de su ciclo de crecimiento”, afirmaron por su lado técnicos de la Eeaoc.

“Esto seguramente ayudará a que mejoren, en gran medida, las expectativas de rendimiento”, estimaron los analistas.

Además, comentaron que “las lluvias registradas en estos últimos días afectaron en varias zonas los cultivos por las escorrentías que se dieron y porque se acumuló agua en las zonas bajas”, continuaron diciendo los técnicos tucumanos.

Proyecciones

Por otro lado, y bajo este escenario, desde la entidad porteña mantuvieron la proyección de producción en 54,8 millones de toneladas para la campaña en curso.

En relación a las expectativas de rinde, desde la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) comentaron que la gran mayoría de las regiones bajo estudio prevén superar los promedios históricos; sin embargo, en ningún caso se espera sobrepasar los récords logrados las últimas cinco campañas.

“De confirmarse estas expectativas durante la recolección del cultivo, el volumen de producción previsto para el actual ciclo productivo podría sufrir modificaciones durante los próximos meses”, concluyeron.