Baja incidencia de enfermedades microbianas por estrés hídrico

Fuente: EEAOC publicada en La Gaceta
Sabado 04 de Marzo de 2017
La Sección Fitopatología de la EEAOC evaluó el cuadro de situación que presentan los cultivos en Tucumán.
Las ingenieras Gabriela Fogliata y Victoria González, de la Sección Fitopatología de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC) de Tucumán realizaron un relevamiento sobre el estado sanitario de los principales cultivos de la región. 
 
En general, “se observa una presión de enfermedades microbianas mucho más baja debido al estrés hídrico y térmico que sufrieron los cultivos”. 
 
En el cultivo de soja, sólo se detectó quemaduras en hojas y la presencia de ‘mildiu’ en algunas localidades, con valores de severidad menores al 10%. No se observan las enfermedades foliares de soja que son comunes en esta época del año, en campañas con precipitaciones y temperaturas normales. 
 
Una situación similar se presenta en maíz, con baja prevalencia de enfermedades, donde solo cabe destacar la detección de ‘mancha parda’ en cultivos ubicados en Lajitas y Antillas, provincia de Salta. Si bien esta enfermedad se presentó en plantas aisladas, su severidad fue alta afectando hojas (lámina, nervadura central y vaina) y tallos. Aunque haya baja presión de enfermedades, la ingeniera González recomendó “que se sigan realizando los monitoreos, sobre todo si las condiciones se volvieran más conducentes a las enfermedades (lluvias y temperaturas moderadas)”. 
 
Con respecto a la sanidad del limón, también se observa que la incidencia de enfermedades es menor en comparación a la campaña pasada, comentó la ingeniera Fogliata; aunque la ‘melanosis’, en las zonas más húmedas del área citrícola, continúa causando daños en la calidad del fruto, que disminuye significativamente los porcentajes de fruta exportable. En enfermedades cuarentenarias, como la ‘cancrosis’, se observó en lotes testigos sin tratamientos químicos, que los primeros síntomas se manifestaron más tarde con respecto al promedio normal. Si bien las lluvias tuvieron una distribución heterogénea, en el período de infección de las enfermedades (octubre a enero) se registraron valores de 440 mm, que representan la mitad de las lluvias ocurridas en la campaña pasada para ese mismo período. Se recomienda intensificar las observaciones en los lotes debido a que las enfermedades cuarentenarias ‘mancha negra’ y ‘cancrosis’ comienzan a manifestarse en esta época. 
 
Otro aspecto sanitario importante de destacar es que nuestra región continúa manteniendo el estatus libre de HLB. Las actividades de monitoreo y análisis moleculares de muestras se siguen realizando en el marco del Programa Nacional de Prevención de HLB.