Se registraron escasas precipitaciones durante la campaña de granos en Tucumán

Fuente: EEAOC publicada en La Gaceta
Sabado 25 de Febrero de 2017
El informe de la EEAOC indica que las lluvias acumuladas entre octubre y enero fueron escasas y muy heterogéneas
Según informaron los técnicos de la Sección Agrometeorología de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres de Tucumán (EEAOC), la campaña 2016-2017 para el cultivo de granos en la Provincia de Tucumán tuvo como principales características que, en general, las precipitaciones acumuladas desde el mes de octubre hasta enero fueron escasas y muy heterogéneas. 

Las zonas norte y sur fueron las más afectadas con precipitaciones que, en su mayoría, estuvieron por debajo del 50% de sus valores de referencia, y en muchos de ellos incluso no llegaron al 30% de lo que normalmente debería precipitar. En la zona central, se registraron mayores volúmenes de lluvias e, incluso, hubo algunos puntos que alcanzaron valores normales.

El mes de octubre fue el más heterogéneo, y en noviembre se registraron precipitaciones que estuvieron, en algunos casos, varias veces por encima del valor normal. 

En el bimestre diciembre-enero, fue una constante la escasez de las precipitaciones y la heterogeneidad en su distribución.

Durante el mes en curso, el comportamiento de las precipitaciones no varió demasiado con respecto a los meses de diciembre y enero. 

La zona con mayores aportes de lluvias fue la franja central de la provincia, que en algunos casos ya sobrepasó el valor normal, pero distribuido en pocos días con lluvias. Esto puede haber producido daño por anegamiento en algunos casos, debido a la caída de mucha agua en poco tiempo (en algunos casos, lluvias de hasta 150 mm en menos de 24 horas). En la zona norte y sur, los valores acumulados siguen, en general, por debajo de los valores de referencia.

El termómetro

En el aspecto térmico, las temperaturas máximas medias mensuales estuvieron por encima de los valores de la campaña pasada en todo el período octubre-enero; esto afectó al crecimiento y desarrollo de las plantas. Esto adquirió tal magnitud, que la cantidad de horas por encima de 35ºC (en donde se empieza a alejar de la temperatura óptima para el crecimiento), en la localidad de Overo Pozo, por ejemplo, fue de 230 horas, mientras que en la campaña anterior fue de 90 horas.