Desde la Estación Experimental sugieren estar atentos a las plagas que pueden afectar las etapas de la implantación del cultivo

Fuente: EEAOC publicada en La Gaceta
Sabado 17 de Diciembre de 2016
 
Técnicos de Zoología Agrícola analizaron el complejo de Spodoptera y de la oruga bolillera.
El inicio de una nueva campaña sojera, obliga a prestar especial atención al “complejo de orugas” que pueden afectar la implantación del cultivo. 

Por ello, técnicos de la Sección Zoología Agrícola de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc), analizaron la situación actual de estas plagas, poniendo énfasis en el complejo de Spodoptera y en la “oruga bolillera” (Helicoverpa spp.).

Hay que mencionar dos factores que contribuyeron al desarrollo de estas plagas: un invierno benigno, sin heladas de importancia, y las lluvias de octubre-noviembre. 

Estos factores favorecieron el desarrollo de numerosas malezas, que están actuando como hospederas del complejo de Spodoptera y de la “oruga bolillera”. Además, la bolillera tuvo disponibilidad de garbanzo para realizar sus primeras generaciones sobre este cultivo.

En lotes con soja ya emergida se está observando la presencia de posturas y pequeñas orugas de bolillera ubicadas en brotes, protegidas en el interior de los trifolios aún sin desplegar. 

En dicha fase, estas pequeñas orugas causan una leve defoliación en los foliolos; al avanzar en su desarrollo, las orugas grandes dañan el brote apical produciendo una modificación de la estructura de las plantas afectadas. 

Este daño puede repercutir negativamente sobre la soja, principalmente en variedades de grupos de madurez corto y crecimiento indeterminado. Se recomienda monitorear los lotes de soja que están atravesando las primeras etapas vegetativas, observando brotes para detectar oportunamente a la plaga. 

Este aspecto resulta clave para lograr un control eficaz de esta plaga. Se mencionó que la soja Intacta ha demostrado un control contundente sobre la oruga bolillera.

Detecciones

Dentro del complejo de Spodoptera se detectó a S. frugiperda y S. cosmiodes sobre malezas comunes de los lotes, como ser las gramíneas, cardos y yuyo colorado, entre otras. Los daños causados por estas especies pueden reducir el stand de plantas por el hábito cortador, o bien producir defoliaciones intensas en estados tempranos del cultivo. 

Se recomienda el monitoreo de la comunidad de malezas presentes en el lote. Esta tarea permitiría detectar tempranamente estas orugas y tomar medidas para su control. 

Insecticida

La inclusión de un insecticida en el barbecho es una alternativa válida, siempre y cuando los niveles de la plaga lo justifiquen, y cuando el barbecho se realice próximo o inmediatamente después de la siembra de la soja. 

La soja Intacta no presenta un control eficaz sobre el complejo de Spodoptera, recomendándose tenerlas muy en cuenta en los monitoreos realizados en aquellos lotes con soja Intacta.

Técnicos de la Sección Zoología Agrícola comentaron que, periódicamente, se elaborarán informes referidos a la evolución de las principales plagas de la soja que estarán disponibles en la página web (http://www.eeaoc.org.ar/contenidos/698/Fitosanitarias.html).