En los campos mostraron cómo monitorean la mosca de la fruta

Fuente: La Gaceta
Sabado 17 de Septiembre de 2016

Rodríguez Prados (Senasa NOA Sur) evaluó como positiva la visita de los funcionarios extranjeros.

La visita de verificación en origen de técnicos del USDA-Aphis realizada durante toda esta semana en nuestra provincia y en Metán (Salta), recorriendo fincas y empaque citrícolas, fue muy buena y nos genera positivas expectativas en cuanto a las negociaciones que se llevan adelante para reabrir el mercado de limones a los Estados Unidos”, dijo el Coordinador Temático de Protección Vegetal del Senasa NOA Sur, Rafael Rodríguez Prados.

La presencia de Walter Gould, de José Hernández, de Ed Civerolo, de Kevin Hoffmany de Ricardo Romero sirvió para que puedan conocer in situ los trabajos, que se están realizando en los campos para monitorear a la ‘mosca de la fruta’ y al ácaro Brevipalpus, y en los empaques la realización de las obras para completar las barreras de aislamiento de las instalaciones a estos insectos, todo esto realizado de acuerdo al plan de trabajo presentado en su momento por el Senasa a las autoridades fitosanitarias del país del norte. 

También visitaron la Estación Experimental Obispo Colombres (EEAOC), para que conozcan y aprecien los trabajos técnicos y de investigación que realiza esta institución, que sirve de apoyo técnico científico a la citricultura tucumana y a estas negociaciones.

Durante la visita de los técnicos se pudo evaluar el plan de trabajo elaborado y todo lo que se vienen haciendo en campo y empaques, para evitar la posible introducción de plagas cuarentenarias asociadas a la importación de frutas cítricas de limón argentino a USA.

Medidas fitosanitarias

Ellos pudieron evaluar las medidas fitosanitarias durante el cultivo, el funcionamiento de la red de trampeo en las Unidades Productivas y en los Sitios de Producción, y todo lo relacionado al manejo a campo que se hacen en las plantaciones inscriptas con anterioridad para este mercado.

Además, se visitó los empaques para que comprobaran cómo trabajan con la fruta, y todas las medidas y obras que se hacen para acondicionarlos a las necesidades del posible comprador de fruta.

Todo lo realizado hasta el momento viene muy bien, sólo faltaría esperar la evaluación que realicen los técnicos del USDA-Aphis sobre todo lo que pudieron visitar y que luego se realicen las adecuaciones pertinentes que los funcionarios estadounidenses pudieran solicitar”, señaló Rodríguez Prados.