En Israel nació el riego localizado con goteros

Fuente: EEAOC publicada en La Gaceta

Sabado 30 de Julio de 2016

Hernán Salas (EEAOC) integró la comitiva de técnicos y profesionales que visitaron campos y fábricas.

A través de la empresa Irrigaciones Norte pudimos realizar, juntamente con técnicos de diversas empresas del medio y de una compañía de Bolivia, una visita al estado de Israel para conocer, en profundidad, la forma en la cual llevan adelante una agricultura considerada como la más moderna del mundo, comentó Hernán Salas, Coordinador del Programa Citrus de la EEAOC (Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres), quien participó del viaje juntamente con técnicos de Citromax, Citrusvil, Argenti Lemon, Macomitas y Totai Citrus de Bolivia, conjuntamente con el gerente de la empresa tucumana de riego que organizó el viaje.

En Israel tuvieron 40.000 hectáreas de cítricos en producción, que al no advertir los cambios en gustos y preferencias del consumidor europeo, fueron perdiendo mercados y arrancando plantaciones. Israel posee 20.000 hectáreas, aproximadamente, destinadas a la producción de cítricos. De estas, 4.150 son de naranjas, 4.150 de pomelo, 1.900 de limones y el resto, mandarinas, que es lo principal. La cosecha es manual y la mano de obra son palestinos y filipinos, y trabajan desde 30.000 a 40.000 cosecheros.

Distribución de agua

En este viaje tuvimos la oportunidad de ver el sistema de distribución de agua en la región. 

Poseen tres fuentes de agua: de pozo (muy profundos), del mar desalinizada y reciclada de centros urbanos. Todas son conducidas por enormes cañerías, que atraviesan el estado de punta a punta llegando a casi todos los sectores. 

Estas cañerías tienen distinto color para su identificación: azul (mar), verde (pozo) y morada (reciclada). “El productor se conecta a la red y tiene un medidor en la entrada del campo que registra el consumo total de agua”, señaló.

“El agua reciclada sólo se puede usar para cultivos frutales perennes, no para cultivos anuales. De esta manera, lograron sumar miles de hectáreas al sistema productivo”, comentó. Actualmente, en esta región, los mejores suelos son destinados a palta mientras que los otros, a citrus. La administración del agua la realiza el Ministerio de Agricultura, quien fija los cupos de consumo que pueden ser semanales, mensuales o anuales. 

Realizamos con el grupo diferentes recorridas para conocer las distintas actividades agrícolas que se realizan en Israel, como conocer la fábrica Afron, de podadoras y cosechadoras. Esta empresa trabaja desde la década del ‘60 en lo que respecta a innovaciones y mecanización del cultivo.

Luego, durante los días siguientes, pudimos visitar varios kibutz de diferente magnitud (entre 100 y 700 hectáreas) dedicados a la producción de cítricos, en donde utilizan una diversidad importante de “copas” y “portainjertos”, según sus necesidades.

En casi todos los sitios visitados, fue común observar plantaciones de 30, 40 y 50 años de edad en marcos de 7x3, 6x3, en excelente estado sanitario y nutricional. 

La baja pluviometría (250 mm/año, régimen mediterráneo) y temperaturas siempre superiores a 1ºC, aseguran un crecimiento adecuado de las plantas y en general, y buen estado sanitario.

Eventualmente poseen picos de temperaturas muy elevados, cuyos efectos negativos son atenuados a través de un incremento de la frecuencia de riego. 

Regando

Para el riego, el sistema dominante es el localizado con goteros. No hay una clara diferencia entre el uso de uno o dos laterales, pero sí en cuanto a incrementar el número de goteros de menor caudal (de 2 l/h cada 30 cm). Esto aumenta la superficie de mojado y evita el encharcamiento. Dependiendo de la zona y de las condiciones ambientales, la lámina máxima que se da es de 6 mm/día.

“Con respeto a los centros de investigación que recorrimos, pudimos visitar Vulcani Center, un centro de investigación que es del Estado y que fue creado en el año 1921, dedicado a todo lo concerniente a mejoramiento y manejos de todos los cultivos que se hacen en Israel y a investigaciones fitosanitarias de todo tipo y poscosecha de diversos frutos”, mencionó.

Además, recorrimos una estación experimental creada en 1958, que posee un lote de 40 ha donde se hacen los ensayos sobre portainjertos, variedades, nutrición, riego, poda, herbicidas, etc. La implantación de la misma es financiada por el Estado, pero el mantenimiento posterior es con la producción más el aporte de los productores.