El picudo negro de la vaina sigue apareciendo en los campos con soja

Fuente: La Gaceta
Sabado 23 de Julio de 2016

Junto a las chinches, fueron las plagas insectiles que ejercieron mayor presión sobre Intacta. Otros casos

Para la campaña 2015/2016, la ocurrencia de plagas insectiles fue menor en comparación a las campañas pasadas, señaló Augusto Casmuz de la Sección Zoología Agrícola de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC), quien presentó algunas recomendaciones, que los productores deberían tener en cuenta, en cuanto al manejo de plagas en soja Intacta y RR1.

El especialista indicó que “en soja Intacta se observó la presencia del picudo negro de la vaina, Rhyssomatus subtilis, y el ‘complejo de chinches’, durante las etapas reproductivas del cultivo, obligando a realizar la aplicación de insecticidas para su control. La misma situación se registró en soja RR1, sumándose además el complejo de orugas defoliadoras, cuyo manejo se realizó a partir de la aplicación de un insecticida residual, previo al cierre del cultivo. “No controlar estas plagas produjo reducciones importantes del rendimiento, con pérdidas del 20% y del 60%, en soja Intacta y RR1 respectivamente”, subrayó.

“Otras plagas, que vienen aconteciendo con mayor frecuencia, son las ‘orugas’ correspondiente al complejo de Spodoptera, principalmente las especies Spodoptera cosmiodes, Spodoptera frugiperda y Spodoptera eridania. En los ensayos, las cantidades registradas en soja Intacta y RR1 fueron similares”, señaló Casmuz. 

Además, se mencionó que “algunas de estas especies pueden aparecer entre las malezas comunes de los lotes, situación que estaría favoreciendo el desarrollo de estas problemáticas sobre el cultivo posteriormente”, sostuvo el profesional.

Responsabilidad

En la exposición se concluyó sobre la importancia del uso responsable de las herramientas disponibles para el manejo de plagas, mencionándose en los insecticidas la necesidad de rotar modos de acción, y en la tecnología Intacta la correcta implementación de los ‘refugios’. Tener presentes estos aspectos permitirá una mayor durabilidad de las tecnologías mencionadas, elementos claves para la sustentabilidad de nuestros sistemas productivos.
Junto a las chinches, fueron las plagas insectiles que ejercieron mayor presión sobre Intacta. Otros casos
Para la campaña 2015/2016, la ocurrencia de plagas insectiles fue menor en comparación a las campañas pasadas”, señaló Augusto Casmuz de la Sección Zoología Agrícola de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC), quien presentó algunas recomendaciones, que los productores deberían tener en cuenta, en cuanto al manejo de plagas en soja Intacta y RR1.

El especialista indicó que “en soja Intacta se observó la presencia del picudo negro de la vaina, Rhyssomatus subtilis, y el ‘complejo de chinches’, durante las etapas reproductivas del cultivo, obligando a realizar la aplicación de insecticidas para su control. La misma situación se registró en soja RR1, sumándose además el complejo de orugas defoliadoras, cuyo manejo se realizó a partir de la aplicación de un insecticida residual, previo al cierre del cultivo. “No controlar estas plagas produjo reducciones importantes del rendimiento, con pérdidas del 20% y del 60%, en soja Intacta y RR1 respectivamente”, subrayó.

“Otras plagas, que vienen aconteciendo con mayor frecuencia, son las ‘orugas’ correspondiente al complejo de Spodoptera, principalmente las especies Spodoptera cosmiodes, Spodoptera frugiperda y Spodoptera eridania. En los ensayos, las cantidades registradas en soja Intacta y RR1 fueron similares”, señaló Casmuz. 

Además, se mencionó que “algunas de estas especies pueden aparecer entre las malezas comunes de los lotes, situación que estaría favoreciendo el desarrollo de estas problemáticas sobre el cultivo posteriormente”, sostuvo el profesional.

Responsabilidad

En la exposición se concluyó sobre la importancia del uso responsable de las herramientas disponibles para el manejo de plagas, mencionándose en los insecticidas la necesidad de rotar modos de acción, y en la tecnología Intacta la correcta implementación de los ‘refugios’. Tener presentes estos aspectos permitirá una mayor durabilidad de las tecnologías mencionadas, elementos claves para la sustentabilidad de nuestros sistemas productivos.