La agrometeorología concentró la atención

Fuente: EEAOC publicada en La Gaceta
Sabado 16 de Julio de 2016

Mario Devani destacó el interés de los productores. Las lluvias fueron muy heterogéneas en distribución.

Este taller que realizamos todos los años, brinda a los productores un paquete de herramientas y conocimientos que luego les permiten tomar mejores decisiones para la siguiente campaña”, comentó Mario Devani, Coordinador del Programa Granos de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC), quien junto con el doctor Daniel Ploper, Director Técnico de ese centro de investigación, abrió el XIX Taller de Variedades de Soja para el NOA. En este evento participaron alrededor de 250 asistentes y fue organizado por la Sección Granos de la Estación Experimental en la sede de la Sociedad Rural de Tucumán, en Cevil Redondo.  

También estuvieron presentes en la apertura el secretario de Desarrollo Productivo de la Provincia, Álvaro Simón Padrós, y otros funcionarios provinciales.

El encuentro contó con un extenso programa desarrollado por técnicos de las diferentes secciones de la EEAOC. Posteriormente, se desarrolló un taller de malezas, debido a la importancia económica que representan las mismas en el cultivo de granos.

Uno de los aspectos que centró la atención de los productores y técnicos presentes fueron las condiciones agrometeorológicas de la campaña 2015-16 en Tucumán.

Lorena Soulé, técnica de la Sección Agrometeorología, dijo que las temperaturas máximas estuvieron por debajo de los valores normales en casi toda la campaña, a excepción de los meses de diciembre (normal) y febrero (superior a lo normal). En este período, las máximas absolutas no superaron los 40ºC en ninguna de las localidades analizadas. Los meses más calientes de la campaña fueron diciembre y enero, que superaron los 39ºC, remarcó la profesional.

En cuanto a las temperaturas mínimas medias dominaron situaciones con valores normales, destacándose enero (superior a lo normal) y febrero (extremadamente superior a lo normal). 

Cabe destacar el enfriamiento de la última década de abril, con la ocurrencia de una helada meteorológica en el extremo centro-este de la provincia.

Las lluvias

Respecto de las precipitaciones, se evidenció una marcada heterogeneidad en la distribución temporal y espacial de las mismas a través de toda la campaña. 

En las localidades seleccionadas del área sojera para el análisis, los totales de lluvias de la presente campaña estuvieron por debajo de los valores acumulados en la campaña anterior. En el sector norte (tomando La Cruz, Monte Redondo y Rapelli como localidades de referencia), los totales de lluvia de la campaña estuvieron por debajo de la normal, mientras que en las localidades del centro y sur de la provincia (Javicho, Viclos, Casas Viejas y Bajastiné), superaron los valores de referencia. En general, para toda la provincia, se destacó el mes de marzo por la escasez de días con precipitaciones y el bajo valor acumulado en toda el área. Por el contrario, los meses de abril y mayo, sobresalieron por los altos volúmenes aportados y el elevado número de días con lluvia, sintetizó Soulé.