La EEAOC comercializará sus variedades de soja en Sudáfrica

El centro de investigación tucumano trabajó en el mejoramiento genético. Cobrará sus regalías.

El mejoramiento genético de los principales cultivos de la provincia de Tucumán constituye una de las actividades centrales que lleva adelante la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC). Desde su creación, en 1907, la EEAOC ha venido trabajando en la introducción de nuevas especies y en el mejoramiento de aquellas más promisorias.

“En la actualidad se trabaja activamente en la obtención de nuevos cultivares de caña de azúcar, soja, poroto, trigo, maíz, papa y garbanzo, además de portainjertos de cítricos”, subrayó el doctor Daniel Ploper, director técnico del centro de investigación y desarrollo ubicado en Tucumán.

En el caso de la soja, se han obtenido resultados notables con la aceptación de las variedades que viene produciendo el Programa de Mejoramiento Genético, coordinado por el ingeniero Mario Devani. 

Incluso con un importante reconocimiento y expansión internacional en los últimos años. 

Mediante un convenio con una entidad de Sudáfrica, la institución comenzará a comercializar variedades registradas para ese país a partir del segundo semestre de este año, lo que le permitirá obtener ingresos por regalías.

“En la actualidad, somos la única institución pública en la Argentina que comercializa variedades de soja. Una variedad de la EEAOC llegó a ocupar casi el 10% del área de soja en el país, como consecuencia de su gran aceptación en la región norte. A nivel internacional, primero nos expandimos en Bolivia (el 60% de la soja sembrada allá, desde hace 10 años, es de una variedad nuestra), Paraguay y en menor escala en Brasil. 

Desde 2010, la EEAOC mantiene una estrecha vinculación con la Protein Research Foundation (PRF), de Sudáfrica, mediante un convenio de colaboración recíproca que derivó, luego de casi cinco años de trabajo conjunto, en el registro de cinco variedades. Luego nos asociamos a la empresa Sensako, que posee el 80% de la comercialización de la semilla de trigo en Sudáfrica, cuyos directivos estaban interesados en producir soja con variedades de nuestra genética”, subrayó el doctor Ploper.

El trabajo

Especificó que, junto a Devani, determinaron, primero, qué grupos de madurez eran los que mejor se adaptaban a las diferentes regiones productoras de soja de Sudáfrica y, seguidamente, evaluaron líneas avanzadas de soja obtenidas en Argentina. 

“Luego de varios años pudimos seleccionar cinco líneas avanzadas de un comportamiento muy bueno, superiores a los ‘testigos comerciales’ de ese país; el siguiente paso fue realizar el trabajo a escala comercial. Actualmente, después de un par de años de pruebas adicionales en otras zonas e incremento de la semilla en lotes productores, estamos en condiciones de salir a la venta”, señaló. 

Respecto a las variedades seleccionadas, el profesional remarcó que se encuentran registradas en Sudáfrica a nombre de la EEAOC y parcialmente a nombre de la empresa asociada. 

“Hay una significativa cantidad de bolsas para la venta en esta etapa comercial que comenzará a partir del segundo semestre de este año y permitirá un ingreso de fondos por regalías”, subrayó Ploper. “Entiendo que es una proyección internacional y un doble mérito, por tratarse de una institución pública en la cual debemos afrontar requerimientos adicionales. Para nosotros este paso es muy valioso, porque significa la oportunidad de, además de generar divisas, de instalar el nombre de la EEAOC a nivel internacional”, reflexionó el investigador tucumano.