Los limoneros están libres de CVC

Fuente: La Gaceta
Sabado 28 de Mayo de 2016

Beatriz Stein demostró que las plantas no son hospedero natural de la bacteria causante de la enfermedad.

En las negociaciones por la reapertura del mercado estadounidense, la “Clorosis Variegada de los Cítricos” (CVC) tuvo un peso muy importante. Antecedentes bibliográficos reportaban la transmisión de la bacteria causante de CVC a partir de semillas de naranjos infectados por la enfermedad. 

Para limoneros se conjeturaba sobre la posibilidad de transmisión de la bacteria por semillas, ya que había reportes poco precisos sobre presencia de la bacteria en plantas, pero sin causar síntomas de la enfermedad. 

La EEAOC, a través Beatriz Stein y con el apoyo de la Asociación Tucumana del Citrus (ATC) realizó los estudios en forma conjunta con Rui Leite, del Iapar (Instituto Agronômico do Paraná) en Brasil y se demostró que el limonero no es un hospedero natural de la bacteria causante de CVC y que la transmisión de la enfermedad no se realiza por semillas de naranjos y limoneros. 

Paralelamente a estos estudios, el Senasa realizó un monitoreo de CVC en el país, en distintas especies cítricas. Para el NOA, se analizaron con resultado negativo más de 6.400 muestras en los laboratorios de Fitopatología de la EEAOC. 

Todos estos resultados obtenidos contribuyeron significativamente a destrabar técnicamente uno de los principales obstáculos que se presentaban para el reingreso del limón a Estados Unidos.

El rol de apoyo técnico, científico y asesoramiento al Senasa por la EEAOC, se pone en evidencia con la participación permanente de sus técnicos en las auditorías que realizan los organismos fitosanitarios externos (Aphis, DG Sanco, EPPO, etcétera) y en la obtención de la información necesaria para las respuestas a los requerimientos fitosanitarios de otros países. Asimismo, resulta clave la capacitación permanente que se brinda a los cuerpos de inspectores de Senasa u otros organismos, como ser el personal de barrera de Afinoa.