El síndrome de la muerte súbita fue la enfermedad más incisiva

Fuente: EEAOC publiacada en La Gaceta
Sabado 30 de abril de 2016

Los productores tuvieron que implementar estrategias diferenciadas para tratar de minimizar los daños.

Las enfermedades se vieron favorecidas por las condiciones ambientales, por lo que el productor tuvo que manejar diferentes estrategias para evitar daños mayores, comentó Vicente De Lisi, técnico de la sección Fitopatología de la EEAOC, quien expuso sobre la situación sanitaria del cultivo de soja durante la presente campaña en el NOA.

“Debido a las condiciones ambientales durante el ciclo del cultivo, las enfermedades estuvieron presentes en toda la región”, explicó De Lisi.

Sostuvo que el ‘síndrome de la muerte súbita’, causada por Fusarium spp. fue la enfermedad más importante entre las que afectan raíces y tallo de la planta. 

“Entre las que afectan al follaje de la planta, las más importantes fueron ‘mancha ojo de rana’, ‘mancha anillada’, ‘tizón de la hoja’ y ‘roya asiática de soja’”, subrayó.

En cuanto a la ‘mancha anillada’, causada por Corynespora cassiicola, el profesional resaltó que fue la enfermedad con mayor prevalencia en la región, alcanzando niveles altos de área foliar afectada. “En las últimas campañas se observó un incremento de la severidad causada por esta enfermedad”, admitió.

“La ‘roya asiática de la soja’ fue detectada el 7 de marzo, en un lote comercial de Bañado de Ovanta, Catamarca. Luego se detectó en toda la región pero con niveles muy bajos de severidad”, recalcó.

También se refirió a la ‘mancha ojo de rana’, una enfermedad muy importante dentro del cultivo de soja, llegando a causar considerables pérdidas económicas. “Durante esta campaña se observó su presencia en lotes comerciales. Debido a la liberación en el mercado de nuevos cultivares de soja susceptibles a esta enfermedad, el productor debe evaluar desde estadios fenológicos tempranos para determinar si debe realizar la aplicación de un fungicida”, puntualizó.

Respecto a ‘tizón de la hoja’, causado por Cercospora kikuchii, De Lisi señaló que se presentó con alta severidades en lotes puntuales. 

“Hacia el fin de ciclo se presentaron condiciones ambientales predisponentes para la infección de este patógeno en la semilla, causando la enfermedad ‘mancha púrpura’”, destacó. 

“Durante la campaña muchos productores decidieron realizar aplicaciones foliares. con fungicidas de diferentes grupos químicos para disminuir las pérdidas ocasionas por estas enfermedades”, afirmó el profesional.