Hubo menos ataques de las plagas insectiles

Fuente: EEAOC publicada en La Gaceta
Sabado 30 de abril de 2016

Las lluvias causaron una disminución de la presencia del “picudo negro”, el Rsubtilis y la oruga.

Días pasados presentamos, en esta sección, la primera parte de las ponencias que se presentaron y recorridas por macroparcelas durante el “Día de Campo de Soja, Maíz y Poroto” que organizó el Programa Granos de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC), en el predio Overa Pozo, campo experimental de la Subestación Monte Redondo.

El objetivo del encuentro fue mostrar los avances en las distintas líneas de investigación que el Programa Granos conduce; comentar la oferta varietal de los cultivos de soja, maíz y poroto; y brindar charlas interdisciplinarias sobre el panorama actual de los cultivos de granos. En esta oportunidad, presentaremos cuáles fueron los problemas de plagas y enfermedades que afectaron a los cultivos y las nuevas estrategias biotecnológicas aplicadas al cultivo de granos. En el caso de las plagas insectiles en la soja, las lluvias hicieron que se registre una disminución del ‘picudo negro’.

Augusto Casmuz, de la Sección Zoología Agrícola, expuso sobre lo que sucedió con las principales plagas insectiles de la soja, destacando que la incidencia de estas problemáticas fue menor en comparación a campañas pasadas.

Respecto al ‘picudo negro de la vaina’ (Rhyssomatus subtilis), remarcó que “se observó una baja ocurrencia en los meses de diciembre y enero, a pesar de las buenas distribuciones de lluvias para ese período”. Los incrementos de esta plaga, según informó Casmuz, fueron registrados a partir de mediados de febrero, coincidiendo con el ingreso del cultivo de soja a las etapas reproductivas. “Durante esas fases se concentraron las aplicaciones de insecticidas para el control de R. subtilis, en un menor número si lo comparamos con las campañas pasadas”, detalló.

En cuanto a la zona sur de Tucumán, sostuvo que “hubo una mayor ocurrencia de R. subtilis, obligando a realizar aplicaciones de insecticidas en numerosos lotes para minimizar los daños y retrasar el avance de esta plaga en dicha región”. “En líneas generales, la incidencia de R. subtilis para esta campaña fue menor en comparación a las campañas anteriores, observándose, en abril, diminuciones en los pulsos de emergencia”, aclaró.

En cuanto al complejo de orugas, “la ocurrencia fue baja durante las etapas iniciales del cultivo, registrándose en algunos casos la presencia de la ‘oruga bolillera’ (Helicoverpa spp.), cuya incidencia no trajo aparejado daños de importancia al cultivo. El ‘complejo de orugas defoliadoras’ tuvo una ocurrencia menor en comparación a campañas pasadas; con presencia de Anticarsia gemmatalis principalmente ,y en menor medida, las medidoras, Rachiplusia nu y Chrysodeixis includens. 

Las aplicaciones oportunas de insecticidas y una mayor incidencia de ‘entomopatógenos’ determinaron escasos daños del ‘complejo de orugas’ sobre el cultivo de soja. Durante esta campaña se observó una mayor ocurrencia de Spodoptera cosmiodes y Spodoptera frugiperda sobre el cultivo de soja, llegando en algunos casos a realizarse aplicaciones para su control. Dicha situación puede estar ligada a la presencia de numerosas malezas en los lotes, que actúan como hospederas de estas orugas”.
  
Las chinches

Por otra parte, y respecto al ‘complejo de chinches’, Casmuz comentó que se observó un mayor número de chinches sobre el cultivo de soja, desde las etapas tempranas y con incrementos en las etapas reproductivas del cultivo. “Esta situación, no tan frecuente para la región, puede obedecer a la ocurrencia de los siguientes factores: a) condición del invierno/primavera (sin heladas y lluvioso), favoreciendo el desarrollo de malezas hospederas de estas plagas; b) la baja incidencia de plagas (bolillera/picudos) en etapas vegetativas determinó que no se realizaran aplicaciones de insecticidas en dichas etapas y, c) incremento de la superficie con ‘soja Bt’, donde el ‘complejo de chinches’ constituye un grupo de plagas no objeto de esta tecnología”, especificó.