Día de campo de granos

EEAOC-15/04/2016 

Exitosa jornada
ASPECTOS DESTACADOS

Unas 300 personas, entre productores, técnicos y asesores de diferentes puntos de la Argentina y de países vecinos, participaron el 6 de abril del tradicional Día de Campo de Soja, Maíz y Poroto que, en Overa Pozo -campo experimental anexo de la Subestación Monte Redondo- organiza cada año el Programa Granos de la EEAOC.

 

La apertura de la jornada estuvo a cargo del Doctor Daniel Ploper, Director Técnico de la EEAOC; y del Ingeniero Mario Devani, Coordinador del Programa Granos de la institución. El objetivo del encuentro fue mostrar los avances en las distintas líneas de investigación en la materia, hacer conocer la oferta varietal de los cultivos de soja, maíz y poroto y, a través de la mirada de distintas disciplinas,  el panorama actual de los cultivos de granos en la provincia de Tucumán.

El programa cumplido incluyó, luego de la apertura, una presentación de las características de las macroparcelas comerciales de soja a cargo de las distintas empresas responsables de su manejo, un recorrido por las macroparcelas de híbridos de maíz, la descripción de los avances en las investigaciones de los proyectos Soja, Maíz y Legumbres Secas y una secuencia de charlas informativas brindadas por técnicos de Agrometeorología, Sensores Remotos e Información Geográfica, Malezas, Biotecnología, Zoología Agrícola y Fitopatología, disciplinas que intervienen en los aspectos particulares de los desarrollos del Programa Granos.

Los aspectos salientes de estas charlas fueron:

Agrometeorología
Situación en Monte Redondo, localización de los ensayos: llovió más de lo normal (+40mm) durante el primer trimestre de la campaña (octubre-diciembre) pero luego la tendencia se invirtió. En términos generales, los valores de lluvia acumulados en la presente campaña, estuvieron unos 130 mm por debajo del valor normal y unos 78 mm menos que en la campaña anterior.

Soja
Panorama varietal promisorio. Se testearon 25 líneas de materiales de grupos cortos -10 nuevos- que amplían las opciones del productor según su conveniencia en función de las condiciones ambientales, potencial de rendimiento y comportamiento fitosanitario.  Se destacaron los grupos 5 y 6, con potencial de rendimiento incorporado en su base genética. Mayores datos y detalles del comportamiento del repertorio varietal estarán disponibles en el Taller de Variedades de Soja que se llevará a cabo en Julio.

Maíz
Dos nuevos semilleros permiten mantener vigentes la red de macroparcelas. Los maices presentan un buen estado en general. El año arrancó bien. Se presentó una amplia variedad de materiales, destacándose dos que la EEAOC multiplica en sociedad con la Asociación de Cooperativas Argentinas: el ACA 622, un Flint convencional que cuenta con la ventaja agregada de una bonificación que beneficia al productor local y el ACA 526, con capacidad para competir con lo que se consume localmente.

Poroto
Buenas expectativas respecto del poroto negro. Las buenas condiciones climáticas de los primeros meses del año y la baja en la producción de Brasil auguran una buena campaña. Se estima una superficie sembrada de unas 15.000 ha. Hay otras 3.000 con poroto blanco y rojo. Los problemas sanitarios más importantes fueron los causados por mancha angular, con una fuerte incidencia durante marzo. En menor medida, se señalan las bacteriosis (a las que todas las variedades son susceptibles) y las virosis especialmente en el poroto sembrado tardíamente, en cuyos lotes se ha observado asimismo la presencia de moho blanco.

Se presentaron las variedades de poroto negro TUC 300 (precoz, con un ciclo de 78 días y tolerante a virosis), TUC 510 (con tolerancia a virus) y TUC 550 (material con tolerancia a mancha angular). Dentro de los colores no tradicionales se mostró un tipo cranberry, TUC 241, y un cultivar tipo rojo Dark T-14, obtenidos por cruzamientos locales, ambas con tolerancia a virus y bacteriosis común, con buen porte y ciclo de 90 días.

La novedad actual es el poroto mungo (Vigna radiata L), de gran expansión en el país (30.000 ha). una alternativa estival con la que la EEAOC ha venido experimentando durante los últimos cinco años a partir de la introducción de materiales provenientes de otras regiones argentinas y de Australia. Se esperan resultados transferibles en el mediano plazo.

Superficies sembradas con maíz y soja
En el caso del maíz (64.230 ha) hubo un importante incremento, de un 6 por ciento –alrededor de 3500 hectáreas más- con respecto a la campaña pasada que fue de 60.760 ha.

En el caso de la soja, salvo variaciones a nivel departamental, la superficie total (200.190 ha) se mantuvo.

Enfermedades de la soja
Las enfermedades estuvieron presentes en toda la región. 
La enfermedad con mayor prevalencia en la región  fue
la mancha anillada, causada por Corynespora cassiicola. En las últimas campañas se observó un incremento de la severidad causada por esta enfermedad. 
El síndrome de la muerte súbita, causada por Fusarium spp. fue la enfermedad más importante entre las que afectan raíces y tallo de la planta. Entre las que afectan al follaje de la planta las más importantes fueron mancha ojo de rana, mancha anillada, tizón de la hoja y roya asiática de soja.

Plagas insectiles del cultivo de soja
La incidencia de plagas fue menor durante la campaña 2015-2016. Pese a las lluvias, se registró una disminución
del picudo negro (Rhyssomatus subtilis). La presencia de la oruga bolillera (Helicoverpa spp.) en etapas iniciales del cultivo no trajo aparejados daños de importancia. Las aplicaciones oportunas de insecticidas y una mayor incidencia de entomopatógenos fueron la razón de la disminución de la presencia del complejo de las orugas defoliadoras aunque sí se observó mayor incidencia de Spodoptera cosmiodes y Spodoptera frugiperda, quizá por la presencia
de malezas hospederas de estas orugas. Algo infrecuente fue la identificación del complejo de chinches, causada
por condiciones climáticas favorables y su indiferencia frente a la soja Bt.

Malezas
Las malezas resistentes a herbicidas constituyen un problema de gran actualidad y de difícil manejo. Entre ellas especialmente los atacos Amaranthus hibridus (ex quitensis) y Amaranthus palmeri, que presentan resistencia no
solo a glifosato sino también a herbicidas que actúan sobre la enzima ALS. Es difícil encontrar biotipos de estos atacos que no presenten resistencia. Por ello es muy importante detectar a qué herbicidas lo son, para no equivocar el método de control en el momento oportuno. Una vez pasada la oportunidad el daño es inevitable.

Las camadas de atacos ocurren en la temporada cálida y húmeda y superan la extensión de los períodos de protección de cualquier herbicida residual. Su manejo requiere de la integración prácticas culturales, controles manuales y químicos que se van encadenando a lo largo del ciclo. Es importante identificar el tipo de ataco presente eventualmente en el campo y caracterizar el tipo de resistencia que posee.

Estrategias biotecnológicas
La utilización de herramientas biotecnológicas tienen como objetivo acelerar los procesos de selección y mejoramiento genético y brindar apoyo a los responsables del Programa Granos en la toma de decisiones.

Durante 2015 se ha implementado el uso de marcadores moleculares microsatélites (SSR) como herramienta para seleccionar genotipos de interés portadores de genes de resistencia a mancha ojo de rana (MOR), cancro del tallo
de la soja (CTS) y sindrome de la muerte súbita. Esta herramienta facilita la decisión acerca de qué cruzamientos realizar para “apilar” genes de resistencia en un solo genotipo mejorado.

También se ha avanzado en la identificación y selección de genes de soja que podrían aumentar la tolerancia a sequía y la resistencia a la podredumbre carbonosa. Y es destacable además el desarrollo y evaluación de bioproductos que contribuirán al control de enfermedades de fin de ciclo de manera más amigable con el ambiente.