La soja en Tucumán presenta buenas condiciones de desarrollo y sanidad

Fuente: EEAOC publicada en La Gaceta
Sabado 19 de marzo de 2016

Fernando Ledesma (EEAOC) estima que la cosecha comenzaría en abril.

La soja en Tucumán está en general en muy buenas condiciones, observándose hoy lotes tempranos y de ciclo corto casi terminados, y otros en la etapa final de llenado y en comienzo de maduración, por lo que se estima que la cosecha para los primeros lotes se podrían dar a comienzo de abril, se generalizará a mediados y fines de abril y para los ciclos más largos y tardíos la cosecha sería para mayo. Así lo dijo Fernando Ledesma, técnico del Programa Granos de la EEAOC.

Esto se dará de no mediar grandes precipitaciones durante el otoño, que puedan complicar las trillas de los lotes.

Los cultivos, comparativamente a lo que sucedió el año pasado, están mejor en todo sentido, tanto sanitariamente hablando como en el crecimiento y desarrollo que se dio en esta campaña.

En lo que respeta a plagas, hubo solo apariciones normales sin que pusieran en peligro al cultivo, por lo que con aplicaciones de insecticidas normales pudieron ser controlados sin problema.

En “picudos” la incidencia este año fue menor, viéndose ataques fuertes solo esporádicos, sobre todo de “picudo negro”. Esto es algo que vimos con la Sección Zoología Agrícola, por lo que el productor pudo controlar con las aplicaciones generalmente programadas.

A pesar de esto, y como este insecto puede atacar en los últimos estadios de la soja, es conveniente continuar con el monitoreo para evitar las sorpresas.

Con las “orugas” este año también hubo menor presión de ataques, por lo que los controles fueron realizados sin inconvenientes.

La novedad es lo que respeta a “plagas”, ya que hubo una mayor presencia de “chinches”, una plaga que casi había perdido importancia en los últimos años.

En lo que respeta a “enfermedades”, este año también tuvieron menor importancia, ya que las lluvias se daban periódicamente, pero sin llegar a ser temporales.

Las enfermedades aparecieron, pero las medidas preventivas como así también las aplicaciones realizadas cuando aparecieron algunas fueron realizadas en tiempo y forma, por lo que casi no hubo incidencia en el desarrollo actual del cultivo de soja.

Fin de ciclo

En lo que respeta a “enfermedades de fin de ciclo”, en esta campaña se está viendo una mayor preponderancia de “mancha anillada”.

En estos momentos del ciclo de la soja se ven algunos “rodales” y“ “hongos de suelo” que afectan a las plantas de soja.

En lo que respeta a la “roya de la soja”, una enfermedad muy peligrosa si es que llega a ser una epidemia, este año apareció en la provincia y en la región, pero en focos aislados y sin mayor incidencia.

Igualmente, como todavía falta un tiempo para la trilla y como muchos cultivos deben seguir desarrollándose para terminar sus ciclos biológicos, es necesario estar atentos a cualquier problema fitosanitario que pueda aparecer y controlarlo a tiempo.

Finalmente, en lo que se refiere al comportamiento de las lluvias, en general estuvieron bien distribuidas, por lo que no hubo casi problemas de falta de agua en alguna fase del cultivo.

Actualmente, como se cortó el agua en estos días, se ven algunas zonas de algún lote con ‘acartuchamiento de hojas’, pero solo debido a que hay suelos arenosos o compactados. Eso se ven en la mayoría de las ‘cabeceras’. Sí es importante que las lluvias puedan aparecer de nuevo, para que los cultivos que todavía no terminaron de crecer puedan hacerlo. 

Como dije este año, “las cosas parecen que terminarán mejor que los años anteriores y que se obtengan buenos rendimientos. Las condiciones actuales a las que llegó el cultivo de soja son buenas y, por ende, también los resultados que se esperan con el ingreso de las trilladoras”, concluyó Ledesma.