Se debe cuidar el estado sanitario de las quintas

Fuente: La Gaceta
Sabado 27 de febrero de 2016

Hernán Salas dijo que las plantaciones están en buen estado, pero advierte sobre las enfermedades fúngicas.

Las plantaciones de limones en Tucumán, en general, presentan una buena cantidad de fruta y hasta el momento con buena calidad, lo que demuestra el esfuerzo que está poniendo el productor de cítricos para adecuar lo mejor posible sus quintas y que, para la campaña que podría comenzar hacia comienzos de abril, tenga la mejor fruta posible destinada a los mercado internacionales, expresó Hernán Salas, coordinador del Programa Citrus de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC) de Tucumán.

Fue y es preocupante que las lluvias sigan dándose como vienen hasta ahora, ya que “con muchos días de lluvias, días nublados y con temperaturas elevadas son predisponentes para que las enfermedades fúngicas aparezcan con fuerza”, advirtió el especialista.

A raíz de esto, el productor tuvo que darse maña para aplicar en tiempo y forma los agroquímicos necesarios, para mantener las quintas en condiciones sanitarias adecuadas y para que se pueda llegar lo mejor posible a cosecha.

Lo cierto es que la fruta que hoy se ve en los árboles es de buena calidad, a simple vista. Digo esto porque como la mayoría de la fruta está de color verde, un color que enmascara todo, los pequeños síntomas o daños que se puedan detectar son imperceptibles, observó.

Esperemos que las lluvias no nos jueguen una mala pasada y que lleguemos a cosecha con buena sanidad, anhela Salas.

Los próximos 30 a 40 días finales para llegar a la cosecha son fundamentales y claves para llegar con buena calidad y sanidad.

Todos esperamos que no llueva más y que la fruta no esté expuesta a la ‘melanosis’ que pudiera aparecer más adelante, dijo esperanzado. “En las plantas se ve poca ‘melanosis’ y algo más de ‘botrytis’ y ‘cancro’, pero en los próximos 30 días tendremos una idea real de lo que puede llegar a suceder con la ‘melanosis’”, señaló.

Como dije, hasta el momento la cosa pinta bien, pero “no debemos cantar victoria, ya que falta tiempo y el clima está complicado; hay que esperar para evaluar definitivamente cuál será la sanidad con la que arrancará la cosecha de limón para exportación”, dijo.

En lo que respeta a los tratamientos, los productores aplicaron químicos autorizados por las normativas. Muchos aplicaron estrobirulinas para el control preventivo de enfermedades fúngicas, por lo que esperan que los resultados se reflejen al llegar la cosecha.

Es importante, como todavía quedan muchos días para entrar a los campos a levantar la fruta, que “los productores no descuiden la sanidad del monte frutal. Es necesario realizar aplicaciones de fosfito de potasio u oxicloruro de cobre, para llegar lo mejor cubierto a cosecha y que los problemas de postcosecha puedan disminuir”, dijo con tono positivo y confiado.

Con los días como se vienen dando, es necesario aplicar bien y evitar que la fruta, sobre todo la que se encuentran cerca del suelo, esté bien cubierta, y que después no aparezcan complicaciones.

Por otro lado, es importante estar atentos y revisar las plantas para monitorear al “trips de las orquídeas” y poder controlarlo a tiempo. En lo que respeta al “minador de los citrus”, se ve poco en el campo, ya que fue controlado biológicamente por su parasitoide.

Esperemos que este año los productores puedan concretar una buena cosecha, que tengan una buena sanidad y calidad para la exportación y un buen volumen de fruta destinada a industria, auguró Salas.