Los beneficios de utilizar una semilla de alta calidad

Fuente: La Gaceta
Sabado 09 de enero de 2016

Los productores tucumanos deben utilizar caña semilla de alta calidad en las plantaciones comerciales para garantizar estándares sanitarios adecuados en el campo, explicó Patricia Digonzelli, coordinadora del Proyecto Vitroplantas de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC). El empleo de este tipo de semilla permite controlar enfermedades como el “raquitismo de la caña soca” o “RSD” y la “escaldadura de la hoja”, que se transmiten con el uso de caña semilla enferma y ocasionan importantes pérdidas de producción. El RSD es la enfermedad más importante en el mundo cañero y una de las principales razones que justifican la necesidad de hacer semilleros.

Actualmente, los productores tucumanos tienen acceso a la semilla de alta calidad a través de la tarea que la EEAOC viene realizando en el Proyecto Vitroplantas y mediante el Programa para Incrementar la Competitividad del Sector Azucarero del NOA (PROICSA). El esquema de semilleros de caña de azúcar propuesto por la EEAOC permite controlar la sanidad, la identidad genética y el vigor de la caña semilla que utilizarán los productores en sus plantaciones.

En la campaña 2015, los productores tucumanos, dispusieron de caña semilla de alta calidad para implantar semilleros registrados y/o certificados de las variedades LCP 85-384, TUCCP 77-42, TUC 95-10, TUC 95-37, TUC 97-8 y TUC 00-19. Para las plantaciones comerciales de 2015, hubo semillas de alta calidad disponibles de todas esas variedades, a excepción de la TUC 00-19, que fue liberada recién en 2013.

La producción de caña semilla de alta calidad del Proyecto Vitroplantas-EEAOC viene incrementándose. Según datos del último censo de variedades, realizado en el período 2013-2014, el 63% del área cultivada con caña de azúcar en Tucumán fue plantada con semilla proveniente de este Proyecto. La red de semilleros de caña de azúcar que tiene Tucumán posiciona a nuestra provincia en una situación de privilegio frente a las otras zonas productoras de caña del país. En 2015 hubo en Tucumán dos semilleros básicos manejados por la EEAOC, 123 semilleros registrados en campos de ingenios, cooperativas y productores, y un gran número de semilleros certificados distribuidos en toda el área cañera, lo que permitió producir caña semilla de alta calidad para las plantaciones comerciales. El trabajo conjunto de esos sectores ha permitido que los niveles de RSD y escaldadura de la hoja disminuyan año tras año.

Sin embargo, los técnicos advierten que resulta fundamental continuar con las desinfecciones de las herramientas de corte y los equipos utilizados durante la plantación, cultivo y cosecha de los semilleros y lotes comerciales. También se destaca la importancia de interrumpir el monocultivo de caña de azúcar mediante la rotación con otros cultivos o el barbecho, a los fines de implantar el nuevo cañaveral en lotes que no hayan tenido caña por lo menos durante 6 meses, como una medida eficiente para mantener un adecuado estado sanitario de los cañaverales. Finalmente, se aconseja al productor que realice el análisis sanitario de la caña semilla para identificar la presencia de enfermedades.