Las langostas ponen en alerta a la agricultura

Fuente: La Gaceta
Sabado 02 de enero de 2016

Encabezados por el Senasa y el Ministerio de Desarrollo Productivo, se elaboró una estrategia para controlarlas.

La problemática de las langostas en la región merece la atención de todos los sectores productivos y sociales para que el trabajo mancomunado sirva para contrarrestar los crecimientos de la plaga a las zonas afectadas, dijo Rafael Rodríguez Prados al inicio de la reunión de la Comisión Fitosanitaria Provincial realizada el martes pasado, en la sede de la Regional NOA Sur del Senasa para tratar específicamente este tema.

La plaga se encuentra actualmente concentrada en la región formado entre las localidades de Los Mistoles, Árboles Grandes, La Madrid y Taco Ralo, a la que se suman las zonas aledañas a San Pedro de Guasayán, en Santiago del Estero, y Los Altos, en Catamarca, en la que se observan individuos de diferente estadios que van desde ninfas recién nacidas a algunos adultos voladores.

Preocupa mucho en los pobladores de esas localidades y en los productores la magnitud que actualmente tiene la plaga, ya que hay ciertos momentos y en las zonas de monte sobre todo, donde la langosta no puede ser controlada, por lo que la participación y el trabajo coordinado de todos los sectores involucrados es determinante para lograr que la plaga sea controlada y deje de crecer, dijo Rodríguez Prados. En la reunión participaron representantes de la Dirección de Agricultura de la provincia de Tucumán, del Senasa regional, del Ministerio de Agroindustria de la Nación, de la Facultad de Agronomía y Zootecnia, de la EEAOC, del INTA, del Ciazt (Colegio de Ingenieros Agrónomos), del Siprosa, del Ministerio del Interior y de las localidades de Taco Ralo y La Madrid. Además estuvieron presentes miembros de la SRT, productores y asesores privados. Una reunión similar se realizó en la localidad de Frías, Santiago del Estero.

Plan Nacional

Desde el Senasa venimos trabajando desde hace mucho tiempo con el Plan Nacional de Control de Acrídidos, con un monitoreo permanente de las zonas de cría y oviposición de la langosta, a lo que se suma su control. A esto debemos agregarles el trabajo de capacitación a personal de las comunas y la participación de diferentes estamentos en la investigación y desarrollo del estudio de dicha plaga.

La langosta este año empezó a aparecer en la zona del río Salado y se fue moviendo a otras regiones. Esta plaga puede migrar de 5 a 100 kilómetros por día dependiendo de los vientos y de la necesidad de alimentación. En un momento del año se ubicó exclusivamente en Santiago del Estero y en Chaco, y luego paso a la región tripartita que forman Tucumán, Santiago del Estero y Catamarca. En diferentes oportunidades realizamos controles combinando sistemas de aplicación terrestre y hasta aérea, con productos de baja toxicidad y de bajo impacto ambiental.

Hubo momentos en que las mangas tomaron gran magnitud y no pudieron ser controladas y lograron reproducirse y oviponer en suelos agrícolas y de monte, donde nacieron las nuevas camadas de ninfas juveniles.

El Senasa viene controlando los focos en esta zona tripartita y en Frías y Lavalle, como en otros lugares que tienen cierta accesibilidad para poder combatirlas, pero los lugares con monte son muchos y de grandes extensiones que poco o nada se puede controlar.

En diciembre detectamos más de 70 focos de saltonas que fueron controlados a la hora de menor movilidad de la plaga, que es al amanecer y al atardecer, a las orillas de rutas y caminos, a la orilla de los montes y en algunos campos. Los productores, por su lado, también están realizando tareas de control en sus propios campos, y en el caso nuestro del Senasa trabajamos con nuestro personal, incluso de otros programas de acción y con la colaboración de algún personal de las comunas que nos ayudan. 

Utilizamos equipos como moto mochilas y auto sopladoras y los productores utilizan además las pulverizadoras tipo mosquitos en los campos cultivados donde se movilizan las saltonas.

Lo que hay que hacer es mucho trabajo que debe ser articulado y en forma conjunta entre el Estado nacional, provincial y comunal, conjuntamente con los productores de diferentes escalas productivas que ven afectadas sus producciones, pero a la vez debemos seguir con la capacitación y charlas permanentes a todos los sectores afectados para lograr reunir toda la información necesaria para saber fehacientemente como se moviliza la langosta y poder llegar con un efectivo control.

Muchas veces no conocemos que es lo que pasa con la langosta dentro del monte y en etapas de saltona donde se mueve por el suelo.

Es por ello que obtener información de lo que pueda pasar en esos lugares es fundamental para tomar decisiones y controlar al insecto en esta etapa, ya que para tener una idea de la magnitud, 1 hectárea de saltonas moviéndose por el suelo representa unas 500 hectáreas cuando se transforma en voladora y aquí su control es más difícil todavía realizarlo.