Los monitoreos son trascendentales para el éxito de la cosecha

Fuente: EEAOC publicada en La Gaceta
Sabado 19 de diciembre de 2015

Fernando Ledesma sugirió no perder de vista picudos, oruga, fungosis y enfermedades de fin de ciclo.

La campaña comenzó con precipitaciones adecuadas en la mayoría de los campos de Tucumán y del NOA, mejoraron las expectativas con el cambio de Gobierno, bajaron las retenciones o desaparecieron según el cultivo, se liberó el mercado de cambio y se eliminaron las restricciones comerciales, se está usando buena tecnología y calidad de semilla y se espera que los precios pudieran mejorar en los commodities, Por eso, todo lo que viene pasando en la campaña de soja genera muy buenas perspectivas, pero el productor no debe descuidarse en aspectos netamente técnicos que hacen que la llegada a cosecha sea exitosa”, opinó Fernando Ledesma investigador del área Granos de la EEAOC.

Una vez que el cultivo se implantó con éxito, el productor debe apuntar a realizar los mejores monitoreos posibles contra plagas y enfermedades como ‘picudos’, ‘orugas’ y aparición de fungosis que podrían ser importantes.

Más adelante, y de acuerdo a cómo se presente el clima en diferentes momentos del cultivo, incidirá en la gravedad de la aparición de eventos y para eso se debe estar preparados, sugirió.

No debemos olvidarnos que ya tuvimos la aparición de ‘roya de la soja’ y graves problemas de ‘enfermedades de fin de ciclo’, que complicaron los cultivos de soja, recordó. 
   
Es por ello que los monitoreos y las recorridas para verificar cómo viene el cultivo pasan a ser trascendentales para el éxito en cosecha, opinó Ledesma.

Ya venimos de años -desde el punto de vista ambiental- muy complicados, años con problemas graves en los aspectos comerciales, campañas con un gran incremento de los costos de producción, por lo que “todo lo que hagamos para llegar bien posicionados a cosecha será bienvenido”.

Posibilidades

En el NOA, en los últimos tiempos llegó casi a ser inviable producir granos en la región y ahora se ve que hay una oportunidad de mejorar en los aspectos productivos comerciales y políticos agropecuarios.