El comité de empaque de Tucumán analizó la campaña cítrica

Fuente: La Gaceta
Sabado 14 de noviembre de 2015

Preocupación ante las intercepciones de fruta exportada a la UE por detección de mancha negra.

Organismos nacionales y provinciales, junto a productores de limón que conforman el Comité de Empaque de Tucumán, realizaron un balance de la actual campaña cítrica ante las intercepciones de fruta exportada a la Unión Europea por detección de Phyllosticta citricarpa(“mancha negra”).

El comité está conformado por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC), el Ministerio de la Producción de Tucumán y la Asociación Fitosanitaria del NOA (Afinoa).

Los factores

Según lo analizado, el aumento de las intercepciones tuvo relación con una serie de causas ambientales extraordinarias, que predispusieron la incidencia de enfermedades fúngicas en general, y en particular de “mancha negra”.

Todo esto, sumado a la variabilidad sintomática y a las características evolutivas de la enfermedad, indujeron un incremento en la probabilidad de que fruta enferma no sea detectada en los puntos de control vigentes, actualmente en el “Programa de Exportación de Fruta Fresca a Unión Europea y otros mercados con similares restricciones cuarentenarias”.

Lluvias y heladas

Durante el encuentro, se informó que hubo un exceso de lluvias en los meses de verano, incrementándose hasta un 120% respecto a los valores históricos. Además, se duplicaron y hasta triplicaron la cantidad de días de lluvia y horas de “mojado foliar”, por lo cual los planes de aplicación de fungicidas no tuvieron la efectividad deseada. 

Las heladas durante la temporada 2013, con registros históricos en intensidad y duración, provocaron un desorden fisiológico en las plantas, que hicieron que se produzcan flores y frutos extemporáneos que escaparon al programa de tratamiento sanitario planificado.

En función de las causas detectadas durante esta temporada y con el fin de minimizar el riesgo de intercepciones de “mancha negra” en la UE para la temporada 2016, el Senasa implementará en todo el país una serie de ajustes al actual Programa de Certificación.

Medidas de ajuste

Durante el encuentro con el Comité de Empaques se comenzó a discutir la implementación de las medidas de ajuste, donde se resaltó que el 70% de las exportaciones de limón de Tucumán tienen como destino a la Unión Europea.

De esta manera, el Senasa y el sector citrícola local reforzaron su compromiso y sus acciones para asegurar las garantías requeridas por el mercado de la UE para las exportaciones de fruta cítrica argentina, como se lo hizo exitosamente durante muchos años.

Más controles

Las medidas adicionales a implementar durante la campaña citrícola 2016 incluyen:

* Presentación de un plan de aplicaciones preventivas de fitosanitarios adecuados y labores culturales para el control de Phyllosticta citricarpa, de carácter obligatorio para aquellos establecimientos con intercepciones en la Unión Europea en la temporada 2015;

* Extender las inspecciones oficiales a campo (hoy solo vinculantes para la certificación de Cancrosis) a la observación de síntomas de Phyllosticta citricarpa;

* Acortar la validez de la última inspección a campo previa a la cosecha a 15 días (actualmente es de 30 días);

* Implementar un nuevo punto de inspección, previo a la salida de una partida de empaque hacia el punto de salida. Dicho punto de control será aleatorio y estará dirigido a aquellas partidas que superen el período de 10 días, entre el proceso de empaque y el despacho a punto de salida;

* Continuar con la implementación de la técnica de PCR ante la presencia de síntomas dudosos.