Cursos para Inspectores de Empaque del Senasa

 

DIEZ AÑOS CONSECUTIVOS DE TRABAJO CONJUNTO

Se realizaron satisfactoriamente las décimas jornadas de Capacitación destinadas a Inspectores del Senasa que anualmente dictan técnicos en Fitopatología la EEAOC. Estos cursos, certificados por el organismo nacional y destinados a la formación de personal calificado para inspeccionar los campos y empaques de fruta cítrica fresca, se inscriben dentro de las prevenciones exigidas por el “Programa de certificación de cítricos para la exportación a la Unión Europea, los EEUU y otros mercados con iguales exigencias”. La EEAOC dicta tres cursos por año. Dos destinados a inspectores de campo y uno -como en este caso- destinado a inspectores de empaque de las provincias de Tucumán y Catamarca.

El objetivo de este curso  es capacitar a los inspectores en el manejo de las Normativas del Programa y en el reconocimiento de enfermedades de los frutos cítricos consideradas cuarentenarias para exportar fruta fresca. Los cursos están divididos en clases teóricas, y prácticas de laboratorio y de campo.


TRABAJO INTERINSTITUCIONAL

  • Las normativas de la función del inspector, son dictadas por personal del Senasa.
  • Las clases teóricas a cargo de la Sección Fitopatología de la EEAOC están enfocadas a fortalecer los conocimientos en el reconocimiento de los síntomas de las enfermedades cuarentenarias y su diferenciación con otros causados por diversos agentes bióticos y abióticos.
  • Durante las prácticas de laboratorio se refuerzan estos conocimientos adquiridos sobre diferenciación de síntomas con material fresco (frutos, hojas y ramas de cítricos) con diversos tipos de síntomas.
  • Durante las prácticas de campo se realizan pruebas de geo-referenciación y monitoreo de enfermedades.
  • Los daños causados por la mosca de la fruta, son aportados la Sección Zoología Agrícola de la EEAOC.
  • La capacitación sobre HLB, es brindada por ambas secciones de la institución.
  • La habilitación como inspector requiere la aprobación de una evaluación sobre los conceptos teóricos y una evaluación de reconocimiento de síntomas sobre material fresco.

La relevancia de esta capacitación se hace evidente toda vez que ha probado su utilidad como parte de la cadena que ha permitido mantener el status sanitario exigido por los paises consumidores. La modalidad se ve destacada cuando año a año se incrementa la cantidad de inscriptos. Hasta el momento, un resumido relevamiento estadístico demuestra que los Cursos para Inspectores de Empaque cuentan con una media de inscripción de entre 150 a 200 personas; mientras que los Cursos para Inspectores de Campo reciben entre 100 y 150 participantes.